jueves 17.10.2019

Herbicidas

Los mareantes usaron durante su mandato un herbicida a base de vinagre, para combatir las hierbas urbanas del asfalto, lo cual no solo no dio resultado alguno, sino, todo lo contrario; benefició a la raíz, aunque la flor resultase dañada. Un efecto espejismo, pero nada eficaz en la lucha contra su crecimiento en el asfalto. Se usó desde 2016 como consecuencia de una prolija campaña que puso en marcha por la Marea, con escaso éxito a la vista de sus resultados, pues se sabía que con el uso del vinagre sería imposible la eliminación de las hierbas urbanas; de hecho desde entonces las plantas se han multiplicado y han llevado al vecindario a elevar sus quejas. Poniendo en cambio los actuales representantes de la Marea su grito en Palacio, pese al fracaso que han cosechado.

Ahora el nuevo ejecutivo local tiene que encontrar una alternativa de uso a tanto vinagre, que parece como si las malas hierbas urbanas, se desarrollasen a una mayor velocidad y sobre todo más robustas, agarrándose con fuerza al pavimento. Mientras que la Marea persiste en su “erre que erre”. Antes se usaba el herbicida a base, de glifosato, el cual es efectivo, pero con agentes de toxicidad, lo mismo que el tratado con el vinagre, que al ser un producto químico, cuenta según su graduación con un nivel importante de agentes tóxicos para el que lo maneja.

En definitiva el tratamiento contra las hierbas que crecen sobre el asfalto puesto en marcha por la Marea fue un gran fiasco, comprobado a la vista de cómo han dejado la ciudad en general, donde no hay, no se puede esperar solución alguna. Salvo que dichas plantas se arranquen de cuajo, con su raíz y a mano, algo muy costoso y requiere mano de obra. Para atacar a la planta se precisan toneladas de vinagre en el radio perimetral de la Coruña y sus resultados tampoco serían efectivos, como lo han sido hasta ahora, a la vista está el resultado mareante, pese a su frenética campaña publicitaria desterrando la lucha tóxica contra las malas hierbas, la tozudez es lo que tiene.

Lo que no se sabe es la razón ni el dineral gastado en este producto y como se llegó a la conclusión de usarlo, se tenía algún motivo razonable para ello que avalase con ligeras garantías de éxito y que la planta en cuestión acabaría por ser destruida, pese al vinagre, esta volvía a salir con mayor tamaño y fuerza, hoy se pueden ver las calles con sus funestos resultados. El glifosato se emplea en numerosas ciudades para el cuidado estético, pero la Marea se excusó en informes que son elaborados y que lo sitúan como un agente cancerígeno, pero se olvidan de que existe riesgo de padecerlo entre aquellos que se brocean bajo las lámparas, la exposición prolongada al sol, los gases de los motores de combustión, hacer frituras a elevadas temperaturas, trabajar en horario nocturno, la ingesta prolongada de carne roja y que decir del tabaco y el alcohol, entre otros muchos que lo pueden producir, por tanto no es una excusa válida. En el fondo subyace otro motivo, se ha visto la ineficacia de la Marea al frente del Municipio y esto le incomoda.

Herbicidas
Comentarios