domingo 9/8/20

Sánchez se disfraza de Rajoy y se esconde en el plasma

Mucho se criticó en su momento la manía de Mariano Rajoy de dar ruedas de prensa a través de una televisión de plasma. Era la mejor demostración de un presidente que estaba agazapado, temeroso de exponer su gestión y su labor al escrutinio de los periodistas. Sin embargo, resulta curioso que no se critique del mismo modo y con la misma ferocidad la tendencia de Pedro Sánchez a hacer lo mismo. En lo que va de año, el presidente del Gobierno solo ha dado dos ruedas de prensa en España. Cuando está en alguna reunión internacional sabe que no le queda más remedio, al fin y al cabo, la tradición entre los gobiernos de países democráticos es explicar sus decisiones. Pero cuando está aquí, se atrinchera en La Moncloa como un modo de evitar el desgaste de someterse al escrutinio, a veces no favorable, de los informadores. Y, como en su día, Rajoy, sumido en la inacción va viendo cómo sus rivales se desgastan mientras él busca conseguir una investidura que le salga gratis. Eso sí, en las redes sociales se ha convertido en un habitual. ¿Será porque en ellas no tiene que responder preguntas? 

Comentarios