jueves 23.01.2020

La primera víctima en Galicia

la tragedia con un patinete eléctrico como pieza clave era algo que en Galicia se sabía que iba a pasar tarde o temprano. A juzgar por cómo se manejan por las aceras sus usuarios, las apuestas se inclinaban por un atropello con desenlace fatal, como los que han ocurrido por ejemplo en Cataluña, pero la víctima ha sido un hombre de 31 años que se cayó del vehículo con tan mala suerte que el golpe en la cabeza resultó mortal. Ocurrió a unos metros de su casa, en una calle adoquinada, y todo apunta a que de haber llevado casco, el final de la historia habría sido otro. La falta de regulación de estos aparatos ya hace tiempo que es insostenible. Porque la instrucción que rige ahora es, a todas luces, insuficiente. Dice que los patinetes eléctricos no pueden circular por las aceras, sus conductores deben llevar casco y no pueden superar los 25 kilómetros por hora. Encontrar a alguien que cumpla es misión imposible.

La primera víctima en Galicia
Comentarios