domingo 22.09.2019

El plagio pasa a ser una cuestión privada

A Celia “La cotorra” Villalobos le cogió un poco fuera de edad y ya no digamos de partido, el ascenso de Pedro “La sonrisa” Sánchez, porque si no hubiese sido una magnífica ministra portavoz en funciones –que es como le gustan al secretario general del PSOE que sean sus ministros–. La veterana pepera era capaz de decir una cosa y su contraria en un intervalo de solo unos segundos, pero al no poder contar con ella, Sánchez ha tenido que conformarse con Isabel Celaá, que tarda horas en desdecirse. Cuando el martes surgieron las primeras noticias sobre el plagio protagonizado por el presidente del Senado, Manuel Cruz, negó que se pudiese hablar de que había fusilado textos de otros filósofos, pero ayer ya aseguró que los plagios son una cuestión privada. Como además de portavoz es ministra de Educación, a ver qué dice cuando un alumno al que cacen copiando en un examen alegue que se trata de una cuestión privada. FOTO: isabel celaá, pensativa, o al menos eso parece | aec

El plagio pasa a ser una cuestión privada
Comentarios