lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

4 Alimentos para los intolerantes a la lactosa

Una alimentación saludable, balanceada y variada es parte de un estilo de vida que nos posibilite mantener la salud y que también nos permita prevenir la aparición de enfermedades o de padecimientos. Y es que una dieta saludable se vuelve algo realmente importante cuando somos intolerantes a la lactosa, pues nuestro organismo necesita recibir la cantidad adecuada de micro y macronutrientes.


Además, si deseamos bajar de peso, debemos seguir una de las dietas para adelgazar de forma saludable, ya que es aconsejable que sigamos una dieta que nos permita obtener todas las vitaminas y los minerales que nuestro cuerpo requiere para realizar todas sus funciones. Tampoco podemos olvidar mencionar que las dietas milagro son realmente riesgosas, ya que someten nuestro cuerpo a grandes niveles de estrés, son muy restrictivas, suelen producir un efecto rebote y usualmente nos hacen pasar hambre. Es por ello que cualquier dieta que sigamos debería ser sostenible a largo plazo, ya que esto nos permitirá conseguir y mantener los resultados que tanto esperamos.


Ahora bien, cuando se trata de la intolerancia a la lactosa, lo más aconsejable es que sigamos una alimentación que se ajuste a nuestras necesidades y que nos permita obtener cualquier nutriente que nos pueda estar faltando. Y claro, una dieta adecuada a nuestros requerimientos podría ser la forma más conveniente de ser constantes, ya que estaremos seguros de obtener la energía que requerimos para llevar a cabo nuestras actividades diarias. De esta forma, una dieta balanceada nos permitirá consumir la cantidad justa de proteínas, carbohidratos y grasas saludables, por lo que podríamos llegar a experimentar un mayor bienestar.


Además, el equilibrio es vital cuando se trata de salud, por lo que las proporciones también deben ser adecuadas a nuestras características particulares. Todo esto nos permitirá encontrar los alimentos que mejor nos hagan sentir y podremos evitar aquellos productos que nos provocan malestar.


La intolerancia a la lactosa


La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y en sus derivados. Para que nuestro cuerpo pueda digerir la lactosa, se requiere de una enzima llamada lactasa. Sin embargo, cuando no contamos con la cantidad suficiente de lactasa o cuando esta enzima no funciona adecuadamente, es cuando se producen los síntomas de la intolerancia a la lactosa.


Los síntomas de este padecimiento suelen aparecer al poco rato de haber consumido productos con lactosa, los síntomas más comunes incluyen gases, náuseas, distensión o hinchazón abdominal, diarrea, vómitos, dolor abdominal y espasmos. Los síntomas también pueden variar según la cantidad de lactosa que se haya ingerido, por lo que no todas las veces se experimentan los mismos síntomas o en la misma intensidad.


Es por ello que cuando se padece de intolerancia a la lactosa, lo más recomendable es reducir la cantidad de lactosa que solemos ingerir y optar por alimentos que nos permitan seguir disfrutando de las comidas.


4 alimentos ideales para los intolerantes a la lactosa


Entre los alimentos que podemos consumir cuando padecemos de intolerancia a la lactosa se encuentran:


Las bebidas o leches vegetales


Las bebidas o leches vegetales podrían llegar a ser opciones estupendas, pues actualmente podemos encontrar una amplia oferta de leches vegetales, esto nos permitirá encontrar el sabor que más nos guste o la variedad que nos sea más útil para preparar nuestras recetas favoritas.


Tampoco podemos olvidar mencionar que los lácteos y sus derivados son una buena fuente de calcio, por lo que vale la pena que incorporamos alimentos ricos en calcio como las almendras, los frutos secos y otras nueces. Además, muchas leches vegetales contienen o han sido fortalecidas con calcio, lo que será realmente conveniente para nuestro bienestar.


Pescados


Como mencionamos anteriormente, el calcio es un mineral vital para la buena salud, es por ello que debemos incluir alimentos que contengan este nutriente esencial. En este caso, podemos consumir pescados como las sardinas y el salmón enlatado, ya que estos alimentos suelen ser una muy buena fuente de calcio y de otros nutrientes como el potasio. Además, muchos pescados son ricos en omega-3, este ácido graso es vital para tener una buena salud cardiovascular y también podría ayudar a disminuir ligeramente la presión arterial.


Y claro, si entre nuestros objetivos se encuentra reducir la presión arterial, siempre podemos buscar opciones de alimentación saludable como la dieta Dash, ya que esta dieta nos puede permitir disminuir los niveles de colesterol y también podría ayudarnos a disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas.


Frutas y vegetales


Seguir una dieta rica en frutas y vegetales será vital cuando somos intolerantes a la lactosa, pues de esta forma nos aseguraremos de obtener una buena dosis de vitaminas y minerales. Además, el brócoli y las verduras de hoja verde suelen ser una buena fuente de calcio, por lo que nuestro organismo podrá recibir este importante mineral de las verduras que incluyamos en nuestras recetas.


Legumbres, cereales y tubérculos


Las legumbres, los cereales y los tubérculos siempre serán alimentos ideales para que los incluyamos en nuestra dieta. Estos productos nos permitirán disfrutar de comidas variadas, balanceadas y con alto nivel nutricional. Además, las legumbres suelen ser ricas en hierro, son bajas en grasa y nos aportan fibra. Los cereales y los tubérculos pueden ser una buena fuente de energía y también nos pueden aportar muchos de los micro y macronutrientes que nuestro organismo necesita.


Cuando se padece de intolerancia a la lactosa, es importante que cuidemos nuestra alimentación, pues debemos incluir alimentos variados y nutritivos. Esto nos permitirá recibir las vitaminas y los minerales que nos podrían estar faltando al dejar de consumir productos con lactosa. Es por ello que debemos añadir productos ricos en calcio como ciertos frutos secos, sardinas, salmón enlatado y algunas frutas y vegetales.


Además, no podemos dejar de lado a la vitamina D, ya que esta vitamina nos ayuda a absorber y a utilizar mejor el calcio. La vitamina D la podemos obtener de bebidas vegetales o jugos naturales que han sido fortalecidos con esta vitamina. Los huevos, el hígado, la trucha, el salmón, el atún y la caballa son también buenas fuentes de vitamina D.


Tampoco podemos olvidar mencionar que hay algunos alimentos con los que debemos tener cuidado, pues podrían tener lactosa. Entre estos productos podemos mencionar los panes, las galletas, alimentos horneados, la margarina, algunos aderezos, bocadillos, carnes procesadas o embutidos, entre otros. Lo importante es siempre leer las etiquetas y buscar cualquier ingrediente que pueda contener lactosa. Todas estas estrategias nos permitirán gozar de alimentos exquisitos y que nos hagan sentir bien.


4 Alimentos para los intolerantes a la lactosa

Te puede interesar