lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los residuos

Los residuos, el tratamiento de los mismos así como el reciclaje son unas cuestiones mucho más importantes de lo que parece. Que las empresas cobren por retirar los residuos, de nuestros pueblos y ciudades, y no por reciclarlos nos debe hacer pensar y mucho más a nuestros gobernantes.

 

La falta de una cultura ecológica ciudadana es evidente, con respeto a otros países de nuestro entorno. Aquí si podemos tener dos o tres vehículos por familia mejor; de utilizar el transporte público, la bicicleta, o el caminar para desplazarse, poco o nada; de seleccionar los residuos orgánicos, plásticos o el vidrio, en muchas ocasiones van al mismo contenedor; si podemos tirar las colillas en la calle o en la propia playa, mejor que en una papelera o contenedor; de reducir el consumo familiar ni pensarlo; de comprar productos de proximidad ya no nos lo plantemos, es mejor irnos los fines de semana a grandes superficies comerciales alejadas de nuestro municipio y así toda una serie de “costumbres” que lo único que conseguimos es tener una peor calidad de vida, perjudicar a nuestro entorno y ayudar a contaminar más el planeta.

 

Diferentes asociaciones ecologistas tienen la valentía de advertirnos de que los índices del PIB (Producto Interior Bruto) tiene mucha influencia de lo que creemos sobre la calidad de vida de los ciudadanos. Así, a un mayor PIB una mayor contaminación y consiguientemente una peor calidad de vida. También nos alertan del número de incendios en algunas plantas de reciclaje (un mínimo del medio centenar al año).

 

Queda claro de que hay mucho camino por recorrer y que tenemos que modificar nuestros hábitos de consumo así como la forma de actuar en el reciclaje de los envases, de alertar a las autoridades para que controlen y que impongan sanciones importantes, si fuese necesario, a las empresas que incumplan las normas de producción y elaboración de los productos. Nos jugamos mucho: nuestra propia salud y el futuro de nuestros hijos.

Los residuos

Te puede interesar