lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Orbán usa el Qatargate para deslegitimar las críticas de la UE

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán | Robert Ghement (EFE)

El Qatargate, el caso de corrupción que sacudió el Parlamento Europeo, fue un regalo para el primer ministro ultranacionalista húngaro, Viktor Orbán, en su campaña para deslegitimar las críticas de la Unión Europea (UE) a su Gobierno.


“Este es el aspecto del Estado de Derecho en Bruselas”,  comentó Orbán en su cuenta de Twitter la foto de las maletas y bolsas llenas de dinero en efectivo incautado por la policía belga.


Los fajos de billetes esparcidos sobre la mesa en la fotografía son los supuestos sobornos recibidos por parlamentarios europeos para favorecer a Qatar.


Un millón y medio de euros fueron intervenidos al ex eurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri y a una de las vicepresidentas de la Eurocámara, la socialdemócrata griega Eva Kaili, que fue suspendida.

 

Memes contra la UE

“Esto le llegó en un momento muy oportuno. Orbán ahora puede apuntar a que en otros lugares también hay corrupción y que Bruselas, así como toda la UE, está contagiada”, explicó Bulcsú Hunyadi, analista del Instituto Political Capital.


El experto destacó que el Parlamento Europeo siempre fue la institución más severa en las críticas a Hungría. Con todo, el lunes Orbán tuiteó un meme de gente riéndose a carcajadas al oír la frase: “El Parlamento Europeo está seriamente preocupado por la corrupción en Hungría”. 


El regodeo del primer ministro húngaro es compartido por otros populistas europeos. 


El escándalo llega cuando el Gobierno de Orbán fue puesto bajo estricto control comunitario y vio congelados 6.300 millones de euros de fondos europeos por violaciones del estado de derecho y corrupción.

 

Hungría ocupa el puesto 73 en el Índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional, el peor de los Estados miembros después de Bulgaria, y al mismo nivel que Gana, Kuwait y Senegal.


Orbán podría incluso aprovecharse del escándalo a nivel europeo reforzando los mensajes populistas contra la elite comunitaria y hacer frente común con otras formaciones y líderes euroescépticos.

 

"Con su discurso contra la elite, Orbán podría fortalecer la colaboración de las fuerzas europeas populistas y de extrema derecha", aseguró Hunyadi.
 

Parafraseando a Trump

"Llegó la hora de drenar el pantano en Bruselas", aseguró Orbán en un breve vídeo, agregando que el escándalo de corrupción en el Parlamento Europeo "ha sacudido" las instituciones comunitarias.
 
Este fue el mismo mensaje que el ex presidente Donald Trump —un estrecho aliado de Orbán— lanzó en 2016, cuando sostuvo que había que drenar el pantano de corrupción en Washington.
 
Para Hunyadi, esto no es otra cosa que un "teatro político", ya que tanto Trump como Orbán son parte de la elite.
"El que ahora se presenta como el crítico de la corrupción, no solo es parte de la elite, sino que también es parte de la corrupción", enfatizó el analista.
 
Otros miembros del Gobierno también se han burlado de la situación en las redes sociales. El secretario de Estado de Comunicación, Zoltán Kovács, incluso citó un diálogo de La Guerra de las Galaxias entre el emperador Palpatine y Darth Vader.
 
"Emperador Palpatine: Hay una gran perturbación en la fuerza. Darth Vader: Lo he sentido", comentaban,, los dos líderes del imperio.
 
Estos mensajes en gran parte son para la opinión pública húngara, "para minimizar o relativizar los argumentos de que Hungría no recibe los fondos europeos por la corrupción", sostiene Hunyadi.
 
El analista afirma que la oposición ahora podría aprovecharse de la situación, con una campaña para no dejar que el tema de la corrupción cambie de foco y se desplace a Bruselas.
 
"En el régimen de Orbán la corrupción no tiene consecuencias, mientras que en Europa sí", ha afirmado en este sentido András Fekete-Györ, diputado del partido liberal Momentum.
 
La Comisión Europea exige a Orbán, entre diversos requisitos, luchar con más eficacia precisamente contra la corrupción en Hungría para desbloquear fondos que mantiene congelados.

Orbán usa el Qatargate para deslegitimar las críticas de la UE

Te puede interesar