lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Rueda lleva ante el Apóstol la preocupación por la situación económica y la guerra

Julián Barrio y Alfonso Rueda se saludan a su llegada al acto de Traslación de los Restos del Apóstol/Álvaro Ballesteros / Europa Press

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha participado este viernes como delegado regio en el acto de Traslación de los restos del Apóstol Santiago, y ha realizado la Ofrenda haciendo hincapié en las preocupaciones que acechan a los gallegos, como la situación económica o la guerra en Ucrania, al tiempo que ha reivindicado los valores del Camino de Santiago, que "ha convertido esta tierra en destino permanente".


Los actos de la Ceremonia de Traslación arrancaron poco después de las 11,00 horas en la Praza do Obradoiro, donde, bajo una intensa lluvia, el delegado regio pasó revista a las tropas en formación para, posteriormente, saludar a los invitados, entre los que se encontraban autoridades civiles y militares.


Ya dentro de la basílica compostelana, la comitiva se ha sumado a la procesión interior de la Catedral de Santiago, portando una imagen relicario del Apóstol Peregrino, mientras se ha lanzado el botafumeiro.


Durante la Ofrenda, Alfonso Rueda ha hablado, así, de la Traslación de los restos del Apóstol hasta Galicia, donde sus discípulos "encuentran refugio, hospitalidad y a un pueblo que asume la directriz de propagar sus palabras".


Hoy, ha apuntado el presidente gallego, "son más numerosos que nunca los peregrinos que vienen a Compostela" a través de un Camino que ha convertido esta tierra "en destino permanente" y al Obradoiro "en la plaza mayor de España, de Europa y del mundo", un lugar "donde las naciones se pueden sentir realmente unidas".


Esto sucede, ha añadido, "a pesar de los conflictos que este año han sacudido" al continente, en referencia a la Guerra de Ucrania, un estallido que "no es casualidad" que se produzca el mismo año en el que a Santiago peregrina "más gente que nunca".


La guerra de Ucrania ha sido uno de los temas de actualidad que Alfonso Rueda ha incluido en su ofrenda, en la que también ha hablado de "calamidades inesperadas" como el accidente de autobús de Cerdedo-Cotobade, una "tristeza agravada" por las fechas navideñas en las que se produjo.


Frente a ello, ha elogiado una vez más la "admirable actuación de los servicios de emergencias", que "siempre están ahí". "Su ejemplo nos reconforta especialmente en un momento en el que nuestras preocupaciones están copadas por la incierta situación económica. Tras los índices, porcentajes y grandes magnitudes se esconden las dificultades que viven muchas familias, cuyas preocupaciones debemos siempre hacer nuestras". ha considerado el presidente gallego, que ha pedido para ellos "la mayor concentración de esfuerzos".


Para Alfonso Rueda, son los "esfuerzos colectivos", depositados en la democracia y la Constitución española, los que permitirán superar este "cúmulo de dificultades", apoyados en el "firme baluarte" de la monarquía. "Necesitamos más que nunca confianza en el Apóstol y en nosotros mismos", ha señalado Rueda, para quien en 2023 "no deben prevalecer" nunca "la resignación ni el desencanto", si no "la ilusión".


Los gallegos pueden "contemplar con orgullo su pasado reciente", sin "discusiones estériles" y reflejo "de los valores que el Apóstol trajo consigo", por lo que ha pedido su intercesión para "hacer más fuertes los vínculos que mantienen unidas a las personas y a los pueblos".


Réplica

En su réplica, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha pedido por las víctimas de la violencia y de la guerra, por los que mueren y los que sufren sus consecuencias físicas y morales, así como por el papa emérito Benedicto XVI.


Asimismo, ha instado a los fieles a "hablar de Dios" y a "hablar de la Fe" y ha animado a incluir la religión en "la visión y la valoración del mundo" y "en la imagen que el hombre tiene de sí mismo, del origen y término de su existencia, y de las normas y objetivo de sus actividades".


Monseñor Barrio ha recordado que "el mal existe" y "aísla" al ser humano cuando, por ejemplo, es inmune al sufrimiento ajeno. "El sufrimiento de los demás nos ha de interpelar siempre. No nos conformemos con ser una generación vacía de amor y llena de pasiones tristes", ha añadido.


Para el Arzobispo, "hoy se necesitan personas dispuestas a difundir en cada ámbito de la sociedad esos principios e ideales cristianos" y se hace "urgente" volver "a valores como el sentido trascendente de la vida, el compromiso, el esfuerzo, la honestidad, la visión de futuro, la corresponsabilidad o la fraternidad".

Rueda lleva ante el Apóstol la preocupación por la situación económica y la guerra

Te puede interesar