jueves 02.07.2020

La libertad de movimiento entre provincias se extiende a toda Galicia en la fase 3

La última publicación del BOE señala que la Xunta asumirá a partir 
del lunes la gestión de la pandemia
La movilidad quedará restringida, al menos de momento, a los límites de la comunidad autónoma | salvador sas (efe)
La movilidad quedará restringida, al menos de momento, a los límites de la comunidad autónoma | salvador sas (efe)

La comunidad autónoma de Galicia será una unidad territorial única en la fase 3 de la desescalada, lo que implica la libertad de movimiento de los ciudadanos por todo su territorio. Hasta la fase 2, la circulación estaba limitada a las cuatro provincias gallegas.

En concreto, el Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge hoy la Orden del Ministerio de Sanidad que establece la flexibilización de medidas en aquellos territorios del Estado que avanzan a la fase 2 y a la fase 3 del plan de transición hacia la nueva normalidad.

Petición reiterada

Así, entre las unidades territoriales que pasan a la última etapa se encuentra Galicia en su totalidad y no las cuatro provincias, como fue habitual a lo largo del proceso de desescalada.

La movilidad interprovincial fue una de las principales demandas de la Xunta desde el inicio de la desescalada.

De hecho, el Gobierno gallego, presidido por Alberto Núñez Feijóo solicitó este viernes formalmente al Ministerio de Sanidad que lo incluyese expresamente en la orden ministerial que ha publicado hoy el Boletín Oficial del Estado.

En este sentido, tras conocerse el paso de fase, el presidente gallego señalaba que preveía la apertura de la movilidad por las cuatro provincias gallegas a partir del lunes, aunque manifestaba que todavía hay una “gran confusión” al respecto, ya que desconocía si podrá ser “autónomo” para tomar esa decisión o si había “que solicitarlo” al Ministerio.

Prórroga del estado de alarma

Además, el BOE recoge hoy la última prórroga del estado de alarma, que establece que la autoridad competente delegada para la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes a la fase 3 será, en ejercicio de sus competencias, “exclusivamente” quien ostente la Presidencia de la Comunidad Autónoma.

La única excepción que se recoge al respecto son las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial determinada-en este caso, la Comunidad gallega- a los efectos del proceso de desescalada.

Asimismo, el BOE señala que las comunidades autónomas decidirán, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, su entrada en la “nueva normalidad”.

No obstante este traspaso de poder anunciado por el Gobierno, durante la vigencia del estado de alarma, las autoridades competentes delegadas para el ejercicio de las funciones a que se hace referencia en el Real Decreto 463/2020 seguirá siendo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, bajo la superior dirección del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “con arreglo al principio de cooperación con las comunidades autónomas”.  

El Pleno del Congreso aprobó este miércoles la sexta prórroga del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus, una votación que el Gobierno ha salvado cumpliendo su objetivo de recabar el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara.

En concreto, la Cámara  de los Diputados autorizó la que se prevé será la última ampliación de la vigencia de las medidas excepcionales decretadas el pasado 14 de mayo con 177 votos a favor, uno más de la cifra en la que se sitúa la mayoría absoluta, y los mismos que recabó cuando se votó la quinta prórroga.

Comentarios