lunes 22.07.2019

Feijóo está “convencido” de que “no habrá un solo alcalde” de Cs ni de Vox en la comunidad

El líder del PPdeG asegura que su partido “remontará” tras la debacle electoral de las generales

 

El Ideal Gallego-2019-05-13-003-adb6d3ad
El Ideal Gallego-2019-05-13-003-adb6d3ad

El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer “absolutamente convencido” de que, tras las elecciones municipales del 26 de mayo, “no habrá un solo alcalde” ni de Ciudadanos ni de Vox en Galicia.


Así lo aseguró durante un mitin en el Parador de Baiona (Pontevedra) en el que también intervino el conselleiro de Sanidade y exalcalde del municipio, Jesús Vázquez Almuiña, para arropar a su primo, Ángel Rodal Almuiña, actual regidor y candidato a renovar su mandato en los comicios.


En este contexto, el líder de los populares gallegos –que cerró la jornada arropando a María Ramallo, su candidata por Marín (Pontevedra)– también afirmó que está seguro de la “remontada” de su partido después de la debacle electoral de los comicios generales, en los que perdieron la mitad de su representación en el Congreso y su mayoría absoluta en el Senado. “Una y no más”, proclamó. “Baiona puede ser uno de esos ayuntamientos que lidere la remontada del PP que vamos a tener el próximo 26 de mayo”, dijo, frente a un centenar de personas que abarrotó la sala y a los que pidió el voto si “no quieren un alcalde socialista” que gobierne “con nacionalistas y las mareas de Podemos.

Error de “dividir”
Y es que, tal y como explicó, la caída del PP el pasado 28-A se debió al “error” de “dividir” el voto del centro derecha, por lo que llamó a todos los que “votaron de buena fe” a Ciudadanos y a Vox en las generales para que “unan el voto en torno a una Alcaldía sólida”.

Además, Feijóo afirmó que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, “se rió” en la noche del 28 de abril: “No había conseguido un buen resultado, había conseguido dividir el voto del centro y de la derecha”.


Así, propuso “no dar nada por perdido” y apeló al voto “responsable” y “único alrededor del PP” como en las elecciones autonómicas del 2016, cuando “el voto se unió” y dio como resultado un Gobierno “estable” en la Xunta.

Con la vista puesta en los comicios del 26 de mayo, Feijóo evidenció que “solo hay una vía directa” de que gane el PP frente a un “tripartito o cuatripartito”. Para ejemplificar esto se sirvió de una metáfora futbolera: “Lo mejor para que el Celta se quede en primera división es que gane el Celta, no que ganen otros equipos”. Asimismo, el presidente de la Xunta bromeó con pedir “perdón” a los vecinos de Baiona por “robarles” a Vázquez Almuiña como alcalde para hacerlo conselleiro de Sanidade. “Gracias en nombre de todos los gallegos”, expresó.

Precisamente, Vázquez Almuiña aprovechó su intervención para “desmentir” argumentos de la oposición gallega sobre los “recortes” y la “privatización” de la sanidad pública.
“En 2019, la Xunta dedica 4.000 millones de euros para sanidad, el 41 por ciento de todo su presupuesto”, valoró, para después recordar que el bipartito, entre 2005 y 2009, dedicaba “menos dinero” a este servicio a pesar de que sus presupuestos eran “superiores”.
Así las cosas, el conselleiro pidió a los presentes el apoyo al alcalde –que también es su primo– en las urnas el próximo 26 de mayo, porque “es el que tiene más experiencia”.

Comentarios