jueves 29/10/20

Baltar echa al diputado leal a Jácome de la Vicepresidencia de la Diputación ourensana

Miguel Caride, líder de los opositores al alcalde de Ourense, ocupará el sitio de Ojea en la entidad provincial
Deputación De Ourense Cese De Armando Ojea E Nomeamento De Miguel Caride Como Vicepresidente Segundo Da Deputación

DIPUTACIÓN DE OURENSE
28/09/2020
Baltar habla con Miguel Caride, crítico con Jácome | ep

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, formalizó ayer la destitución de Armando Ojea como vicepresidente segundo de la institución “por pérdida de confianza” y nombró en su lugar al otro diputado de Democracia Ourensana (DO) en el organismo, Miguel Caride,

Baltar justificó esta decisión “por pérdida de confianza” después de que Ojea, afín al alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, se hubiera ausentado de las dos últimas juntas de gobierno provinciales y tras su voto en contra a los presupuestos que se llevaron a aprobación del pleno el pasado viernes, que salieron adelante con el visto bueno del propio Caride y Montserrat Lama (Ciudadanos).

El presidente de la Diputación advirtió, además, de que el pacto de coalición entre el PP y DO en la institución “está absolutamente vigente” a pesar de la ruptura de ambos partidos en el Ayuntamiento de Ourense, donde cuatro de los siete concejales del gobierno de DO mantienen un pulso contra su propio alcalde y presidente de Democracia Ourensana, al que incluso han solicitado expulsar del partido.

Será Miguel Caride, la única opción posible, quien asuma la Vicepresidencia “con carácter provisional” y “mientras no se solucione la crisis de gobierno en la que está sumido el Ayuntamiento de Ourense”, una decisión a la que tanto él como el resto de ediles críticos de DO ofrecen “respaldo total y absoluto”.

Debido a esta “provisionalidad”, Caride renuncia “expresamente a percibir la asignación económica” y subrayó que, con este gesto, quieren “dejar claro” su “intencionalidad” de “mantener la ética y la transparencia que tiene como objetivo final la defensa de los intereses generales por encima de los personales o económicos”.

Estabilidad

“La prioridad de este grupo de concejales no es otra que devolver la estabilidad política y la gobernabilidad al Ayuntamiento de Ourense, evitando trasladar la crisis en la que actualmente está sumido él mismo a otras administraciones”, reiteró, a la vez que han manifestado que mantienen su “lealtad y compromiso con los pactos suscritos en junio de 2019 por DO y los populares, los que permitieron el reparto del Consistorio y la Diputación para DO y PP, respectivamente.

En la misma línea, los críticos señalaron de nuevo a Jácome como único responsable de querer romper dicha unión “de forma totalmente unilateral y por espurios intereses personales”.

Finalmente, instaron a “todas las fuerzas políticas” para que, “con altura de miras y compromiso con la ciudadanía, aparquen sus diferencias e intereses partidistas”, y poder, así, “alcanzar un inmediato acuerdo que permita solventar esta crisis”. En definitiva: “Dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía, máxime en momentos tan delicados como los que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia de la COVID-19”, concluyeron.

Por su parte, Democracia Ourensana reaccionó a través de sus redes, acusando a los ediles díscolos de tener “todo pactado” con el PP. “Caride envía una nota de prensa aceptando el cargo de vicepresidente de la Diputación de Ourense, antes de que la Diputación haga un comunicado oficial. Entre amigos anda el juego... Cómo anda esto. Todo pactado”.

De hecho, Jácome continúa en su postura de que la intención del resto de sacarlo de la Alcaldía se trata de una “trama”. Asimismo,el propio Jácome denunciaba el domingo públicamente la maniobra de Baltar al nombrar a Caride, sobre quien el regidor ha “iniciado un proceso” para expulsarlo del partido “y declararlo tránsfuga”.

“Baltar acabaría teniendo como vicepresidente de la Diputación a un tránsfuga. Ya sería el colmo de una institución acusada históricamente de caciquismo y apaños de alcaldías en el rural”.

El regidor ourensano se erigió recientemente como “único interlocutor válido para cualquier acuerdo con DO”, una postura “acreditada en el documento del Ministerio del Interior” –que adjuntó en su comunicación y que anunció que iba a depositar en las secretarías del Consistorio y de la Diputación.

Comentarios