martes 24/11/20

La Valedora retoma la demanda sobre la propiedad de Recimil

Admite la queja de la asociación San Fernando que dice que las casas son de los inquilinos originales
La entidad reclama que la propiedad pase a los adjudicatarios o herederos | d.a.
La entidad reclama que la propiedad pase a los adjudicatarios o herederos | d.a.

La asociación San Fernando de Recimil no ceja en su empeño de que los adjudicatarios en su día de viviendas en este parque considerado municipal o los herederos de aquellos inquilinos originales puedan ser los propietarios de los piso de las conocidas como Casas Baratas.

Por eso se han dirigido a la Valedora do Pobo, María Dolores Fernández Galiño, para formalizar una queja de modo que el organismo autonómico recopile la información necesaria del Concello para dictaminar sobre la propiedad de dichas viviendas.

La queja fue aceptada a trámite y ahora se ha remitido al Concello para requerir que “no prazo de quince días” facilite a la Valedora la información precisa sobre los problemas que motivan la queja presentada.

La petición de la asociación San Fernando pasa por la rehabilitación de la barriada –incluida en un ARI y de la que reconoce que se está llevando a cabo en varios bloques– y devolver la propiedad de las viviendas a todos aquellos adjudicatarios y herederos legales que así lo deseen.

La entidad que formula la queja a la Valedora recuerda que el Concello figura como propietario aunque lo achaca a “unha descarada estafa, cometida contra os adxudicatarios hai máis de setenta anos, estafa que segue continuada no tempo”.

Lo cierto es que pese a haber dos acuerdos plenarios al respecto para estudiar la venta de estas viviendas –1987 y 1993–nunca se llevaron a cabo y la asociación San Fernando habla de incumplimiento de la ley de viviendas protegidas que habla del sistema de amortización, que, explica, fue eliminado, y que permitiría la propiedad de las viviendas de antiguos arrendatarios.

De hecho, recuerda que el adjudicatario titular del contrato con la cláusula de amortización cubierta –correspondiente a 1949– ha fallecido sin haber conseguido ser propietario de su vivienda que pagó durante toda su vida.

Ante estos hechos, la entidad del barrio de Recimil pide a la Valedora que compruebe la información aportada y decida dar una solución al problema “dialogando e consensuando”, algo a lo que estaría dispuesta la entidad para la conservación del patrimonio histórico del barrio de Recimil, que preside Amadeo Varela Rodríguez. 

La Valedora admite la queja reclama al Concello que señale su postura ante estos hechos que datan de los años cuarenta.

Comentarios