Usuarios de los parques infantiles denuncian su estado

El mantenimiento y conservación de los parques infantiles de la ciudad es una asignatura pendiente sobre la que han llamado la atención los padres de los niños que hacen uso a diario de las distintas instalaciones de los barrios de la ciudad.

Usuarios de los parques infantiles denuncian su estado

El mantenimiento y conservación de los parques infantiles de la ciudad es una asignatura pendiente sobre la que han llamado la atención los padres de los niños que hacen uso a diario de las distintas instalaciones de los barrios de la ciudad.
Hace unos días tuvo que ser precintado un columpio en el parque infantil de la plaza de España tras producirse un accidente con un niño de corta edad y además de la posible peligrosidad y necesidad de revisión de los juegos, los padres llaman la atención sobre el estado de las inmediaciones de los parques.
De este modo, se pueden encontrar en zonas como la plaza Pablo Iglesias, bancos a los que le faltan listones, losetas del suelo levantadas o rejillas de agua con desperfectos, que pueden producir caídas en los accesos a los juegos.
Los usuarios de los parques también critican, a menudo, la presencia de los perros en las propias zonas de juego, incluso habiendo una zona específica para estos animales, como es el caso del parque Pablo Iglesias y lamentan la falta de vigilancia sobre este tema y sobre la presencia de excrementos en las plazas.
Algunos de los afectados han denunciado públicamente que ya se ha informado de esta situación en muchas ocasiones tanto a la empresa Jardincelas y se ha tenido respuesta de la Policía Local, tomando nota de la situación. Sin embargo, no se ha dado solución, por el momento, a ninguna de las demandas a este respecto.
La diferencia entre unos parques de la ciudad y otros es evidente y si en algunos se demanda luz para poder jugar, en otros se critica el abandono de las instalaciones o la falta de estas.