jueves 17.10.2019

El tráfico de madera en el Puerto aumenta un 24% hasta septiembre

En los tres primeros trimestres del año se movieron casi 230.000 toneladas, por las185.000 del ejercicio anterior
El almacenamiento de tronco de madera se reparte entre el puerto de Caneliñas y la dársena interior | jorge meis
El almacenamiento de tronco de madera se reparte entre el puerto de Caneliñas y la dársena interior | jorge meis

Es una de las excepciones en un año complicado para la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, cuya estadística de tráfico de mercancías se está viendo lastrada por la crisis energética que está sacudiendo a la central térmica de Endesa en As Pontes y por la incertidumbre sobre el futuro de Alcoa San Cibrao, el otro gran operador del organismo portuario que preside José Manuel Vilariño. 

Así, junto con el movimiento de contenedores, el tráfico de madera, que se encuadra en el capítulo de mercancía general, mantiene su tendencia alcista de los últimos seis años, con un incremento por encima del 24% en los tres primeros trimestres del año. No se trata de un producto –el tronco de madera– especialmente relevante en términos cuantitativos, pero sí importante porque, con su aportación, está contribuyendo a diversificar los tráficos de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, una política y un esfuerzo que el organismo, a través de sus diferentes presidentes y equipos de dirección, ha venido realizando a lo largo de los últimos años. 

Según ha podido saber este medio, durante los nueve primeros meses del año se han movido 230.000 toneladas de madera, por las menos de 185.000 del ejercicio pasado.

Dependencia 
Históricamente, las instalaciones portuarias de Ferrol y San Cibrao han sido altamente dependientes del sector energético y, por lo tanto, de sus vaivenes, muy frecuentes en los últimos tiempos. 

Endesa, por una parte, y Alcoa y Megasa, por la otra, tienen un peso específico considerable en los resultados de la Autoridad Portuaria. Los cambios regulatorios e incluso fiscales y la coyuntura del mercado son determinantes, como también lo es, para el caso de Alcoa o Megasa, ambas industrias electrointensivas, el precio de la electricidad que pagan para poder fabricar sus productos. 

En este contexto, las aportaciones de movimiento de mercancías menores pero con potencial de crecimiento son necesarias para paliar los efectos de la crisis energética.

Comentarios