sábado 06.06.2020

Sesenta voluntarios de Protección Civil, entregados a la lucha contra el coronavirus

El alcalde de Ferrol, Ángel Mato, destaca la implicación total y “extraordinario traballo” de la agrupación local
Protección Civil celebra también el cumpleaños de los niños  | jorge meis
Protección Civil celebra también el cumpleaños de los niños | jorge meis

Han sumado a su habitual tarea como servicio de emergencias muchas otras funciones para aportar su esencial grano de arena a la lucha contra el Covid-19. Lo hacen con un único objetivo: poder ayudar a los demás. Es lo que a ellos les gratifica y por lo que, cada día, se vuelcan en unas tareas centradas en la protección, atención y acompañamiento de la ciudadanía en el marco de la actual crisis sanitaria. Un total de 60 voluntarios, de entre 17 y 54 años, constituyen el entregado batallón cuyas labores son gestionadas desde el área de Seguridad, dirigida por el concejal Germán Costoya. Con el propósito de que estas actividades se lleven a cabo en las mejores condiciones, desde el mencionado departamento se han reestructurado los turnos con el fin de evitar posibles contagios entre su personal, tal y como ayer se informó desde el Concello.

Así, actualmente están operativos ocho voluntarios por la mañana y otros tantos por la tarde. La agrupación cuenta con profesionales de diferentes ámbitos, desde técnicos de emergencias sanitarias hasta farmacéuticos, mecánicos, dependientes, monitores de gimnasia o estudiantes, entre otros.

La actual situación de estado de alarma les obliga a desarrollar sus funciones siguiendo un estricto protocolo de actución en el que el uso de EPIs y la desinfección de todo el material que utilizan, incluidos los vehículos, forma parte de su día a día.

Cometidos
Entre sus nuevos cometidos se incluye la realización, en el marco de la campaña municipal “Se non podes, imos nós”, de la compra de alimentos y medicamentos a la personas que por encontrarse en aislamiento sanitario o por tener movilidad reducida, no pueden salir de casa y no tienen tampoco familiares que puedan ayudarles. También se encargan de la recogida de alimentos donados por las personas al Banco de Alimentos Rías Altas. Retiran asimismo las donaciones de víveres de particulares en sus casas y reparten en la plaza de España los menús a los usuarios de la Cocina Económica.

En estos momentos tan complicados para la población, por el temor a la pandemia y el aislamiento social, son además requeridos, según destacan desde la presidencia de la agrupación, para “escuchar”, sobre todo a las personas mayores, de las que incluso reciben llamadas para ayudar en el desbloqueo de un móvil o en el arreglo de algún electrodoméstico.

Protección Civil, que dispone de su central de coordinación en el parque Raíña Sofía, cuenta ahora con una segunda base con carácter provisional en el Antiguo Hospicio, establecida por la Concellería de Seguridade y en la que se recopila todo el material de protección individual que desde hace días donan diferentes entidades de la ciudad.

El alcalde, Ángel Mato, resaltó la “extraordinaria mostra de implicación total de todos e cada un dos voluntarios que integran Protección Civil de Ferrol” en medio de “unha situación excepcional como a que estamos a vivir”. Costoya apuntó sentirse “moi orgulloso” de todos los servicios de seguridad del Concello.

Comentarios