Reganosa testará tecnología de producción y almacenamiento de hidrógeno verde

Reganosa testará nuevas tecnologías de producción y almacenamiento de hidrógeno (H2) verde en España.


Junto al Instituto Tecnolóxico de Matemática Industrial (Itmati) y dentro de un consorcio de grandes empresas del sector, la multinacional gallega de la energía desarrollará una herramienta digital de apoyo a la fabricación de H2 mediante la valorización de residuos.


Así lo ha anunciado esta mañana la responsable del departamento de Digitalización de Reganosa, Rocío Vega, durante una jornada técnica sobre transición energética organizada por el Instituto Enerxético de Galicia (Inega) en el marco de la feria Enerxética 2022, la cual está teniendo lugar en Silleda (Pontevedra).


Con un presupuesto de 7,89 millones de euros, el consorcio Zeppelin buscará hasta finales de 2024 soluciones tecnológicas innovadoras, eficientes y circulares para la producción y almacenamiento de hidrógeno verde.


Además de Reganosa, este grupo lo conforman firmas líderes de los diferentes eslabones de la cadena de valor del H2: Naturgy, Norvento, Perseo, Redexis, Técnicas Reunidas, Repsol y Aqualia, que ejerce el rol de líder.


También se integran en esta alianza el Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial (Cetim), coordinador de la oficina técnica del proyecto, y otros siete organismos de investigación altamente especializados Cidaut, Ciemat, EnergyLab, Imdea Energía, ITQ, el equipo de ingeniería química y tecnología del medio ambiente de la Universidad de Valladolid y el Itmati, integrado en el Centro de Investigación e Tecnoloxía Matemática de Galicia (Citmaga).


El consorcio, como han informado, se ha fijado los objetivos de investigar un conjunto de nuevas tecnologías de producción de hidrógeno verde alternativas a la electrólisis y que fomenten la economía circular mediante la valorización de residuos y subproductos de diferentes sectores: agroalimentarios, textiles, de refinerías, de estaciones de depuración de aguas…


También se desarrollarán nuevos materiales de almacenamiento de H2 y herramientas de modelización de las diferentes tecnologías desarrolladas. Todo ello alineado con el objetivo de reducir los costes energéticos, económicos y ambientales asociados a la producción actual de hidrógeno, e impulsar una energía segura, eficiente y limpia.


Actualmente, solo un 1 % del H2 producido en el mundo proviene de fuentes renovables, porcentaje que la Hoja de Ruta Española del Hidrógeno quiere elevar hasta el 25% en 2030 para el caso del consumo de la industria. El citado documento también prevé que para esas alturas el H2 verde comience a impulsar trenes, aviones y otros vehículos.


La producción de hidrógeno empleando las tecnologías Zeppelin ofrecerá a España un potencial de generación anual de H2 verde circular de alrededor de 135.000 toneladas, suficientes para que la industria española cumpla con los objetivos marcados en la hoja de ruta referida o para satisfacer las necesidades energéticas de la totalidad de la red ferroviaria española. Además, contribuirá a las políticas y objetivos en el ámbito de la economía circular, al revalorizar más de 99 millones de toneladas de residuos y 50 de aguas residuales municipales.


Desde un punto de vista socioeconómico, Zeppelin no solo proporcionará nuevas herramientas tecnológicas al sector energético y de movilidad. También incentivará la actividad económica y de empleo cualificado en zonas rurales. En esos lugares creará nuevos nichos de mercado revalorizando residuos ligados a los sectores primario y alimentario como materia prima para el sector energético.

Reganosa testará tecnología de producción y almacenamiento de hidrógeno verde

Te puede interesar