jueves 14.11.2019

Reganosa inicia los trámites para la realización del estudio de impacto medioambiental

Una sentencia del Tribunal Supremo anuló el pasado 18 de julio la excepción a la normativa

Regasificadora del Noroeste SA (Reganosa) ha iniciado los trámites administrativos para regularizar las instalaciones de Punto Promontoiro (Mugardos) en materia de impacto medioambiental. De este modo acata la sentencia del Tribunal Supremo, que el pasado 18 de julio, anulaba la excepción a la normativa, aprobada en mayor de 2016 por el Consejo de Ministros que presidía el popular Mariano Rajoy. .

Los trámites administrativos fueron anunciados ayer por la Subdelegación del Gobierno en A Coruña y consisten en la exposición pública de la solicitud de autorización administrativa, el proyecto de ejecución y el estudio de impacto ambiental de la planta mugardesa. 

Las alegaciones a la solicitud se podrán presentar ante el Área de Industria y Energía hasta el próximo 19 de septiembre. En este sentido, todo indica que la plataforma vecinal de Mehá, que fue la que ha instado numerosas denuncias –incluida la relativa a la sentencia del Supremo–, abrirá un nuevo capítulo encaminado al cierre de dichas instalaciones. 

Ha sido precisamente el hecho de que Reganosa no se viera obligada hasta el momento a someter a estudio y aprobación la declaración de impacto ambiental el que ha constituido el principal argumento de los opositores al complejo regasificadora.

Como se recordará, la misma plataforma vecinal había solicitado la paralización y desmantelamiento de la planta en su recurso ante el Supremo. Una medida que, sin embargo, fue rechazada por el Alto Tribunal.

La compañía, que tras conocer este último fallo se comprometió a acatarlo, inició la construcción del complejo hace 18 años. En 2007, la planta inició sus tareas de almacenamiento, regasificación y distribución de gas natural licuado. En este sentido, recordó que las instalaciones se someten periódicamente a hasta seis tipos de auditorías, además de tener en su haber “todas las autorizaciones requeridas”. 

Sin embargo, la decisión del Supremo conlleva ahora a presentar todos los trámites, incluido el proyecto constructivo.

Comentarios