martes 11/8/20

El puerto cierra junio con buenos resultados pese a la caída del carbón

El último informe de Puertos del Estado sitúa a la ciudad naval como la única área de Galicia con cifras positivas
El tráfico de contenedores registró un incremento tanto a nivel mensual como acumulado desde enero | jorge meis
El tráfico de contenedores registró un incremento tanto a nivel mensual como acumulado desde enero | jorge meis

La crisis energética que azota el área de Ferrolterra y la Mariña lucense supuso desde hace ya más de un año un duro golpe para la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao. La parálisis de la central térmica de Endesa en As Pontes y la situación de incertidumbre en torno a las instalaciones de Alcoa afectaron enormemente a tres de las principales mercancías descargadas en las infraestructuras portuarias: el carbón, la alúmina y la bauxita. Esto, sumado a la pandemia de coronavirus logró poner freno a una tendencia de crecimiento casi continuo en las dársenas de la ciudad naval y San Cibrao.

No obstante, la diversificación de sus actividades y el crecimiento de ciertas líneas de negocio abrieron un camino hacia la recuperación que parece certificar el último informe mensual de Puertos del Estado. El documento del organismo estatal, hecho público esta semana, sitúa al puerto de Ferrol como el único de los cinco de Galicia dependientes de este que cerró el mes de junio con un incremento en su tráfico de mercancías respecto al mismo período del año pasado.

Así, en las instalaciones ferrolanas se registraron el pasado mes 1.028.564 toneladas transportadas, frente a las 887.705 del mismo período en 2019, lo que supone un incremento del 15,87%. En contraste, los puertos de A Coruña y Vigo, por ejemplo, sufrieron un descenso del 9,96% y el 5,46%, respectivamente. Sin embargo, estos positivos resultados se ven empañados por la comparativa interanual acumulada desde enero, donde se muestra una caída del 14,95% –pasando de las 6.122.603 a las 5.207.143 toneladas– en la ciudad naval. Cabe destacar que el 66% de este período en 2019 –de enero a abril, ambos incluidos– no se vio afectado por la crisis del carbón y, por supuesto, ninguna pandemia global, por lo que es natural que las cifras sean notablemente más elevadas.

De un modo más detallado, las mercancías que gozaron de un mayor incremento el pasado mes frente al año anterior fueron los graneles sólidos y líquidos –7,5 y 41,3%, respectivamente–, la mercancía en contenedores (14,7%) o el avituallamiento (691,8%). De igual forma, el tráfico de contenedores, en número de unidades, registró un gran incremento tanto en comparación con junio del año anterior como de forma acumulada desde enero.

Comentarios