domingo 22.09.2019

Proponen crear un museo flotante para divulgar la historia de la ciudad

Las jornadas que ayer comenzaron en Exponav abordaron también la iniciativa de musealizar el pecio de la “Ragazzona”

David Fernández Abella fue el encargado de inaugurar las conferencias | jorge meis
David Fernández Abella fue el encargado de inaugurar las conferencias | jorge meis

Musealizar el pecio de la “Ragazzona”, localizado en la ensenada de Cariño, al lado del Puerto Exterior, y crear un museo flotante para divulgar la historia de Ferrol y de la Construcción Naval. Estas fueron dos de las propuestas puestas ayer sobre la mesa por el arqueólogo subacuático David Fernández Abella en la primera sesión de las jornadas de difusión de la restauración de los restos el pecio de la fragata “Magdalena” organizadas por la Fundación Exponav.

El profesional de la empresa Argos, encargado de inaugurar el programa de conferencias, destacó la necesidad de poner en valor el patrimonio arqueológico sumergido en Galicia, y en particular en el Golfo Ártabro, para su propio conocimiento pero también desde el punto de vista turístico, concretamente en el caso de Ferrol.

Citó, en este sentido, ejemplos de actuaciones realizadas en otros lugares como ejemplo para invitar a las instituciones a trabajar por la musealización del pecio de la “Ragazzona”, embarcación veneciana contratada por Felipe II para que formara parte de la Armada Invencible. A su regreso en 1588, gravemente dañada, se hundió en esta zona. Como se recordará, en 2013 la Universidade de Santiago de Compostela, con la colaboración de Argos, realizó un trabajo de investigación en este pecio. Según Fernández Abella, se trata de unos restos situados en una zona más o menos accesible, por lo que podrían señalizarse para ponerlos en valor y hacer de ellos un pequeño museo sumergible.

Museo
El arqueólogo aludió asimismo a la importancia de los museos flotantes para dar a conocer las historias relacionadas con el mar. Lamentó, en este sentido, que un puerto como Ferrol no cuente con un barco con una réplica de un navío del siglo XVIII en el que pudiera mostrarse toda la historia de la ciudad y de la construcción naval, teniendo en cuenta que fueron precisamente sus condiciones como puerto el origen de la ciudad.

Abella aludió a actuaciones en esta línea como la propuesta que se estudia en A Coruña para reservar parte del espacio vacío del puerto a varias embarcaciones que constituirían un museo flotante para explicar la historia de la pesca.

Según el conferenciante, iniciativas como estas, o como las jornadas que se celebran desde ayer en Exponav, contribuirían a compensar el problema de la escasa accesibilidad a la que se enfrenta la investigación en este ámbito del patrimonio arqueológico sumergido.

Abella propuso también una seria de líneas de investigación futuras para la zona del Golfo Ártabro que se centrarán en A Coruña, donde hay algunas evidencias de una infraestructura portuaria de la época romana.

En la jornada de ayer participó también Roberto Pena, subdirector xeral de Conservación e Restauración de Bens Culturais del servicio de Arqueoloxía de la Consellería de Cultura, que aludió a los estudios realizados en la costa gallega para inventariar el patrimonio sumergido, entre ellos los realizados en Ferrol. La proyeción del documental “Buscadores de naufraxios” y una charla sobre el papel de la fragata “Magdalena” en la expedición cántabra cerraron la primera sesión. El programa seguirá hoy con nuevas ponencias.

Comentarios