jueves 09.07.2020

El pleno respalda la reactivación de los campamentos de verano

La exención del pago por las terrazas se aprueba por unanimidad y se da luz verde al POS para emergencias
Los problemas técnicos marcaron el inicio del pleno, que de nuevo se celebró de forma telemática
Los problemas técnicos marcaron el inicio del pleno, que de nuevo se celebró de forma telemática

Un nuevo pleno telemático, marcado por retrasos e incluso recesos por problemas de conexión y sonido, avanzó ayer en medidas relacionadas con el apoyo social en plena pandemia de coronavirus. Salió adelante por unanimidad la exención del pago de tasas por instalación de terrazas, aunque la oposición afeó al gobierno el unilateralismo a la hora de actuar y anunciar medidas, después de unas semanas en las que la norma había sido la cooperación entre los grupos. 

También se aprobaron por unanimidad las bases para las ayudas a la escolarización (para material escolar y ropa deportiva) y para las becas comedor. Menos acuerdo obtuvo el destino de los 45.325 euros de un POS especial de la Diputación para atender emergencias derivadas del coronavirus. Benestar Social los destina a pagar parte del coste de contratar a seis personas en su departamento (tres trabajadores sociales y tres auxiliares administrativos). El Partido Popular se abstuvo porque exige mayor compromiso municipal en este ámbito. PSOE, FeC y BNG votaron a favor.

Dentro del orden del día también se aprobó por unanimidad pedir a la Real Academia Galega que el Día das Letras Galegas de 2021 continúe dedicado al ferrolano Ricardo Carvalho Calero. Se trata de un texto apoyado por entidades culturales, sociales, vecinales, educativas o económicas de la ciudad con el que se quiere que esta celebración, tanto tiempo reclamada, no quede “oscurecida ou postergada por circunstancias sobrevidas”.

Mociones
La primera moción debatida estaba relacionada con la conciliación de la vida laboral y familiar. Presentada por Ferrol en Común, pedía la reactivación de los campamentos de verano, manteniendo las medidas de seguridad y ampliando plazas y espacios si fuese necesario. El PP (que recordó que en ciudades como A Coruña ya están en proceso de preinscripción) y el BNG votaron a favor y el PSOE, en contra. La concejala Cristina Prados argumentó que existen riesgos para la salud y que las medidas de contención son necesarias. Además, afirmó que ese presupuesto se redirige a Benestar y que no está disponible para los campamentos.

La moción de FeC para adjudicar de inmediato los puestos del mercado de Caranza fue aprobada por PP, BNG y FeC, con el voto en contra del PSOE, que alegó dificultades normativas para poder hacerlo con seguridad jurídica.

Al cierre de esta edición se debatía el texto del PP para reactivar económicamente la ciudad y quedaban otras cuatro mociones en el orden del día.

Comentarios