jueves 09.07.2020

Las playas iniciarán la temporada con arenales limpios y aguas de calidad

La vigilancia, con escasez de socorristas y mayor distanciamiento social, será uno de los retos del verano 
La catalogación de excelente de las aguas atrae a muchos visitantes | d.a.
La catalogación de excelente de las aguas atrae a muchos visitantes | d.a.

Las altas temperaturas alcanzadas en la última semana de mayo que han propiciado la ocupación de arenales, aun cuando el inicio de la temporada de playas no se prevé hasta bien entrado el mes de junio, dejan ya a la vista una de las cuestiones a las que deberán hacer frente los Concellos, la seguridad de los arenales, más complicada teniendo en cuenta que la distancia social hace que el espacio de vigilancia se amplíe.

Los primeros sustos en algunas playas de la zona –la falsa alarma del domingo en Doniños y el rescate de dos niños recientemente en Ber– podrían convertirse en más ante la carencia de personal de socorrismo suficiente para esta temporada. La crisis del Covid-19 ha afectado en el sentido de que no se han llevado a cabo los cursos pertinentes ni todavía realizado pruebas de selección para playas que todo parece indicar que se ocuparán de forma más espaciosa y, por tanto, con más territorio para vigilar.

Pero más allá de estas circunstancias en las que ya trabajan los Concellos de cara a iniciar oficialmente la temporada de playas –junto con la limitación de ocupación–, los arenales estarán listos para recibir a los usuarios tanto en calidad de agua como de arena.

En este sentido, la Diputación invertirá más de 265.000 euros en el programa de limpieza de playas en un total de 12 concellos de Ferrol, Eume y Ortegal, del que la mayor partida se destina a la costa ferrolana con una aportación provincial de 32.041,92 euros.

Además del municipio cabecera de comarca recibirán aportaciones en el marco de este programa de acondicionamiento de playas los arenales de Pontedeume (20.827,25 euros), Ortigueira (30.439,82), Mañón (24.992,70), Mugardos (20.827,25 euros), Neda (6.768 euros), Ares (25.633,54), Narón (22.429,34), Cabanas (23.711,02), Fene (10.571, 75), Cariño (16.338,04) y Valdodiño (30.439,84).

La finalidad del programa es apoyar a los concellos en los gastos generados por la contratación de personal para brigadas que se encargarán de la limpieza de los arenales, así como de la adquisición del material necesario, vestuario o combustible. Los contratos tendrán vigor en la época estival.

Aguas excelentes
La calidad de las aguas también anima a los baños en las playas de la zona, con un excelente en la mayoría de ellas. Solo reciben un suficiente Sopazos en Pontedeume y A Graña en Ferrol.

En la categoría de buena se encuentran A Magdalena de Cabanas, A Magdalena de Cedeira y Chamoso en Cabanas. No son aptas para el baño, con prohibición permanente, los arenales de Centroña y Ber, ambas en Pontedeume; Barallobre en Fene y A Concha en Cariño, además de A Cabana, en Ferrol. Estas calificaciones suponen unos resultados anecdóticos frente a las cuarenta playas con calificación de excelente.

Comentarios