viernes 30/10/20

El Parlamento gallego aprueba una proposición no de Ley para exigir contratos para Navantia

El texto, del Partido Popular, insta a la Xunta a pedir al Gobierno Central carga de trabajo para los astilleros
Navantia Ferrol
Navantia Ferrol entrará en subactividad tras la entrega del segundo AOR australiano

La amenaza de subactividad en los astilleros de Ferrol hasta el inicio de las fragatas F-110 es cada día mayor, una realidad palpable en el aumento paulatino de las protestas y de la presencia de Navantia en el debate político. De esta forma, la sesión de ayer en el Parlamento de Galicia sirvió para sacar adelante una proposición no de Ley del Partido Popular para instar a la Xunta a que pida al Gobierno central un contrato puente para las factorías ferrolanas y el inicio de la modernización de las instalaciones.

El texto, registrado a finales de agosto, contó con el apoyo del PSdeG y el BNG, pese a ser criticado. Los propios nacionalistas acusaron a los populares el pasado miércoles de “facer que se fai” con esta proposición, aunque también apostaron por refrendarla para no quedar excluidos “do debate político” en torno al futuro del naval ferrolano.

Así, el viceportavoz del PP, Miguel Tellado, aseguró que su formación estaba comprometida “cun sector referente internacional e fundamental para a comarca de Ferrol e o conxunto de Galicia”, aprovechando la ocasión, además, para cargar contra el Gobierno central. De esta forma, los populares señalaron que en esta ocasión presentaban “un texto máis simplificado” para lograr el apoyo del resto de grupos.

Respuesta del PSdeG

A pesar de su apoyo al texto popular, los socialistas gallegos no dudaron en sumarse al cruce de acusaciones sobre la responsabilidad de la situación del naval.

El portavoz de Industria del grupo. Martín Seco, instó a la Xunta a que “arrimen o ombreiro para facer de Navantia un estaleiro con futuro”, asegurando que apoyaron la iniciativa porque abogan por una mayor carga de trabajo. No obstante, el socialista aprovechó la ocasión para recordar el antiguo contrato de buques para Pemex –que al final no resultó tan fructífero como se esperaba– o el retraso en las F-110 para favorecer el uso de misiles de la francesa MBDA. l

Comentarios