Once concellos se suman a las reivindicaciones sobre el servicio de buses

La reunión de representantes municipales se celebró en Pontedeume | cedida
|

Desde que comenzó a funcionar la nueva concesión del servicio de transporte metropolitano y de conexión entre Ferrol y A Coruña empezaron a verse algunos problemas en el enlace, que se han intentado paliar con cambios en el servicio. El pasado 10 de enero parecía haberse puesto un importante parche con el aumento de buses directos entre Ferrol y A Coruña, pero la situación ha empeorado para los usuarios, especialmente de municipios vecinos y su conexión con Ferrol y A Coruña.

Por eso, hasta 11 concellos se reunieron ayer en Pontedeume para hacer frente común a estos problemas y reclamar que se vuelva a los servicios originales que llevaba a cabo la anterior empresa concesionaria, en cuanto a rutas y horarios.

En la reunión, celebrada al mediodía de ayer, participaron representantes de los concellos de Ferrol, As Pontes, Miño, Pontedeume, Naron, Cabanas, Ares, Monfero, Fene, Neda, y A Capela. Todos ellos lamentaron de manera conjunta “a actitude e o desleixo hacia a nosa comarca da Dirección Xeral de Mobilidade da Xunta de Galicia nun tema tan importante como o transporte público por estrada”.

Los Concellos apoyan las críticas y medidas de presión que se decidan por parte de la plataforma de afectados por el transporte de buses y aseguran, que “se non chegan solucións nos próximos días para poñer fin a uns problemas que afectan a milleiros de veciños. tomaranse medidas”. Anuncian que harán un seguimiento exhaustivo de la situación ”xa que o servizo a día de hoxe é insuficiente”.

Los alcaldes lamentan “un novo problema para unha comarca xa moi castigada”.



Xunta


Por su parte, desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade se explicó que desde la Xunta se realiza un seguimiento continuo del funcionamiento del sistema, fruto de lo cual se activó el pasado lunes, 10 de enero, un “importante reforzo de servizos” y prevé completar este trabajo en los próximos días con el fin de cubrir “de forma satisfactoria” la demanda de los usuarios de toda la zona.

Lamenta, además, que los concellos no se hayan implicado en el trabajo de mejora del transporte y criticó su postura de queja “a posteriori” cuando tenían conocimiento por anticipado de todos los cambios operados. Los concellos, como administraciones más cercanas a los ciudadanos, tienen un conocimiento más detallado de las diferentes necesidades de movilidad. Si trasladasen la necesidad de ajustes antes de que se operen los cambios, se evitarían las molestias a los usuarios, señala la Xunta. Aun así, muestra su compromiso por solucionar los problemas “á menor brevedade”.

Once concellos se suman a las reivindicaciones sobre el servicio de buses