lunes 16.09.2019

Navantia se hace con un contrato para la reparación de una plataforma petrolífera móvil canadiense

El “Terra Nova” será puesto a punto en las instalaciones de Ferrol durante seis meses a partir de la primavera de 2020
Instantánea de la plataforma de extracción flotante “FPSO Terra Nova” | suncor
Instantánea de la plataforma de extracción flotante “FPSO Terra Nova” | suncor

La división de reparaciones de Navantia Ferrol recibirá en primavera del año que viene la plataforma petrolífera móvil Terra Nova, perteneciente a la corporación canadiense Suncor.

Tal y comentó la responsable de comunicación de la compañía, Jessica Depencier, el contrato ganado por el grupo naval español tendrá una duración de seis meses y comenzará poco antes del verano, esperándose su entrega a lo largo del otoño. En el concurso, en el que participaron varios astilleros europeos y norteamericanos, resultó determinante la experiencia y reputación de Navantia, dada la importancia del buque para las operaciones de la compañía.


Así, tal y como apuntó la representante, las labores incluirán reparaciones estructurales en el casco, el reemplazo de la unidad de recuperación de calor residual, el mantenimiento de las cubiertas y la restauración del mecanismo de izado de anclajes, aunque se esperan muchas otras labores menores no detalladas. Las previsiones iniciales sitúan en 500 el número de empleados que participarán en los trabajos.

Un buque emblemático
El “FPSO Terra Nova” es uno de los principales buques de la compañía canadiense, una unidad de produccion, almacenaje y transporte de crudo flotante con bandera de la nación norteamericana y en operación desde 2002.
Como apunta la compañía, la nave opera principalmente en el área que le da nombre, Terra Nova –Newfoundland– y Labrador, cerca de San Juan y San Pedro y Miquelón –donde se encuentra en la actualidad–.


Estas obras resultan especialmente cruciales, dada la reciente fusión de la compañía Suncor con Petro-Canadá, ya que extenderán la vida del buque más allá de 2031 en un momento en el que la corporación ha ampliado su ámbito de actividad a todo el país y parte de los Estados Unidos.
No obstante, la importancia de la plataforma flotante no se limita a sus capacidades dentro de la propia empresa, sino a nivel histórico. Al parecer, el descubrimiento y explotación del yacimiento de Terra Nova supuso la primera implementación en Norteamérica de la tecnología FPSO, dando nombre al buque.

Buenas noticias
Este contrato supone el segundo soplo de aire fresco en menos de una semana para la plantilla de las factorías de la ría de Ferrol.


Tras meses reclamando carga de trabajo y ante la frustración de no conformarse un Gobierno que diera solución a la falta de carga de trabajo, estas dos operaciones –incluyendo el contrato de estructuras flotantes de Iberdrola–, garantiza al menos un año más de actividad en los astilleros. Además, en pocos meses se anunciará el ganador del proyecto FSS para Gran Bretaña.

Comentarios