sábado 16/1/21

Cinco municipios de Ferrolterra continúan con restricciones severas

Mato pide prudencia para poder levantar las restricciones en breve y Ferreiro denuncia falta de información
Las terrazas volverán a estar operativas en toda Galicia | j.m.
Las terrazas volverán a estar operativas en toda Galicia | j.m.

Las publicación de las nuevas medidas contra la expansión del Covid en Galicia ha reconfigurado la movilidad en Ferrolterra. Tal y como confirmaba Sanidade en la tarde del miércoles, el Diario Oficial de Galicia publicaba ayer una edición especial en la que quedaban establecidos tres perímetros cerrados dentro del área sanitaria. Se trata de la agrupación formada por Ferrol, Fene y Neda, con movilidad entre ellos pero no hacia fuera; As Pontes, que queda confinada; y Narón, también aislado salvo para las excepciones laborales, educativas o sanitarias que ya se contemplaban hasta ahora en todos los casos.

Con las nuevas normas, la hostelería puede abrir, aunque con distintos horarios y aforos según las localidades. También se permiten, con límites, las reuniones con personas no convivientes.

Las restricciones más duras las tienen Narón y As Pontes. Además de estar cerrados al exterior, la hostelería solo puede abrir terrazas, y con un aforo del 50%. El horario de cierre será a las cinco de la tarde. Las reuniones podrán ser de un máximo de cuatro personas.

En el siguiente escalón están Ferrol, Fene y Neda. En estos tres municipios las reuniones también están limitadas a cuatro individuos, convivientes o no, y la hostelería cierra a las cinco. La diferencia con Narón y As Pontes es que se puede también estar en el interior de los locales, con un 30% de aforo. Además, hay movilidad entre los tres, aunque no cara al exterior.

Los otros quince municipios están en el nivel básico, el que predomina en la mayoría de Galicia, sin limitaciones de movimientos, con reuniones de hasta seis personas y la hostelería con un 50% de aforo en el interior y un 75% en terrazas.

Reunión con Sanidade
Responsables de la Consellería de Sanidade mantuvieron ayer una reunión telemática con los alcaldes de los municipios de la ría y también de As Pontes. A su conclusión, el regidor ferrolano, Ángel Mato, valoró la buena evolución que tienen los datos de la ciudad (con una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes, en 14 días, que ya está por debajo de los 200 casos) y pidió a la ciudadanía la máxima prudencia ante el puente de la Inmaculada, para así poder continuar con la senda descendente y levantar las restricciones aún en vigor.

“O que fagamos nesta vindeira ponte vai determinar as novas medidas que se tomen por parte da Xunta de Galicia”, apuntaba Mato. “Pedimos moita responsabilidade, estamos moi perto de quedar sen restriccións deste nivel. Imos paseniño pero se continuamos así seguramente a vindeira semana teremos datos que nos permitirían restablecer unha situación máis parecida á normalidade”.

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, se mostró crítica con la comunicación de las medidas a los concellos. Expresó su “malestar polo xeito no que se está tramitando esta situación coas administracións locais” y afirmó que “a Xunta continúa actuando con total improvisación”. La regidora se refiere a la falta de concreción respecto a la movilidad de Narón, sobre la que preguntaron durante la tarde sin obtener respuesta, aseguran, y cuyo aislamiento se confirmó a través de los medios de comunicación. “A día de hoxe, a escasas horas de que entren en vigor esas novas restricións, aínda temos moitas dúbidas”, añadía.

Además, criticó que el cierre naronés supone un perjuicio económico para el comercio, y que la idiosincrasia de la comarca y la continuidad a lo largo de la carretera de Castilla “complicará a efectividade das novas restriccións anunciadas”.

Comentarios