martes 20/10/20

Más de un centenar de edificios se sometieron en el último año a inspecciones técnicas

Desde el inicio de las ITE se abrieron un total de 1.282 expedientes que afectan a unos 5.100 propietarios
Inspección técnica edificios
Los edifi cios de medio siglo de antigüedad deben someterse a inspección | J. MEIS

Si las rehabilitaciones de edificios y las ayudas para este fin han permitido que los cascos históricos recuperen parte de su encanto, las inspecciones técnicas de edificios –ITE– han ayudado a preservar no solo el ornato sino la seguridad y habitabilidad de los inmuebles. El Concello emite IAEs –Informe de Avaliación de Edificios– sobre esas inspecciones a las que deben someterse en la ciudad naval los edificios de más de 50 años que se encuentren en Ferrol Vello, A Magdalena, Esteiro antiguo o A Graña –todos ellos declarados ARIs–, zonas que el Concello estudia hacer extensivas a otros barrios de la ciudad para garantizar el buen estado de las edificaciones.

Los inmuebles que se ven sometidos a estos informes han ido disminuyendo, toda vez que la ITE se realiza cada diez años, y en total ya se han abierto expedientes a 1.282 inmuebles, que se traducen en unos 5.100 propietarios notificados.

Más de 1.000 de estos se refieren precisamente a esa obligatoriedad de presentación de la inspección técnica por antigüedad, aunque algunos, de los barrios citados o de otros, las han pasado voluntariamente, ya que la concesión de ayudas en determinadas administraciones dependía de contar con ese requisito.

Pese al estado decadente que presentan los cascos históricos, lo cierto es que la mayoría de las inspecciones concluyen con informes favorables y así, del total de 1.074 que han estado obligados a pasar por este “examen”, 518 contaron con el aprobado, mayoritariamente en el barrio de A Magdalena –306–, pero también en Ferrol Vello –77–, Esteiro –44– y A Graña –560–. Solo 152 inmuebles se saldaron con informes desfavorables –112 en A Magdalena, 12 en Ferrol Vello, 9 en Esteiro y 11 en A Graña–. Los resultados, sin embargo, no se traducen en que un barrio u otro esté en mejor estado de conservación, ya que puede tratarse de una zona con un mayor parque inmobiliario que otra.

Además, una cincuentena de edificios se sometieron a informes voluntarios, en barrios que no se recogían en el bando inicial, como Ensanches A o B, Canido o Caranza.

En el último año se han notificado informes desde la inspección a 455 propietarios de unas 106 edificaciones, con el resultado de 49 IAEs favorables, 27 desfavorables y 30 que deben subsanar algún tipo de documentación.

Pero las ITE no solo detectan deficiencias en elementos comunes a las que deben hacer frente los propietarios en un determinado plazo para mantener su edificio en buenas condiciones, sino que detectan peligros inminentes en inmuebles en muy mal estado o casas que pasan a ser calificadas como ruinas.

En este sentido, a través de los informes IAE se han detectado 12 ruinas –los edificios que tienen esta catalogación ya están considerados expedientes exentos de pasar la ITE– y se han incoado 15 órdenes de ejecución motivadas por el incumplimiento del deber de realizar las obras para conseguir las condiciones básicas de conservación que se reflejan en los informes tras la inspección.

Aunque los edificios de más de medio siglo deben someterse a inspección, se han contabilizado un total de 278 que no presentaron el pertinente IAE. l

Comentarios