jueves 29/10/20

Mamparas, distancia y desdobles en el inicio de curso de los institutos

El personal de los centros de la ciudad ultimaba ayer los trabajos necesarios para afrontar hoy el regreso a las aulas
El IES de Canido recibió en la tarde de ayer las ochenta mamparas que instalará en el centro | jorge meis
El IES de Canido recibió en la tarde de ayer las ochenta mamparas que instalará en el centro | jorge meis

A contrarreloj, con mucha carga de trabajo sobre la espalda y con la incertidumbre de cómo se desarrollará el curso a pesar de todas las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia. Así encaraba ayer el personal de los centros de secundaria de la ciudad la jornada previa al inicio del nuevo ejercicio académico, que hoy abrirá el telón.

Lo hará una semana más de tarde de lo inicialmente previsto y con centros que se han tenido que adaptar al contexto sanitario actual a través de la implementación de protocolos y de la reorganización de espacios para mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.
Esta cuestión, junto a la configuración de los horarios del profesorado –tarea que se vio dificultada por la demora en el proceso de adjudicación de docentes de la Consellería– constituyeron en las últimas semanas los principales caballos de batalla para unos profesionales que ayer apuraban las horas dando los últimos retoques. Algunos, eso sí, más laboriosos que otros.

El personal del IES de Canido, por ejemplo, dedicó toda la tarde a la instalación de las ochenta mamparas colgantes que se ha visto obligado a adquirir al no poder hacer efectivos todos los desdobles que había contemplado para mantener la separación de un metro y medio.

El motivo, la falta de profesorado. “No nos han concedido los dos docentes que solicitamos, por lo que en 1º y 2º de Bachillerato no podremos hacer desdobles”, lamentaba ayer el director, Manolo Pardo. En este nivel, habrá incluso una clase con un total de 31 estudiantes. Aunque en un principio el instituto ferrolano barajó también la posibilidad de recurrir a la semipresencialidad, finalmente ha descartado esta opción.

En algunos de los centros consultados ayer, se repetía la misma estampa. Sillas y mesas por los pasillos, docentes con el metro en mano para corroborar el cumplimiento de la distancia entre el alumnado; vinilos y rótulos aguardando a ser colocados en los lugares adecuados, desplazamiento de material de unas aulas a otras como consecuencia de la reorganización de espacios... “Esto parece una mudanza”, coincidían algunos profesionales.

En el IES Concepción Arenal, Manuel Rei reconocía que la situación “é moi estresante e de moita confusión e caos”. Su centro contará con seis docentes más, lo que permitirá cubrir los cuatro desdobles efectuados, aunque también tendrán que instalar alguna mampara de forma puntual. Al igual que en muchos otros institutos, han tenido también que echar mano de espacios como el salón de actos para dar clases.

A todos los cometidos a los que en las últimas semanas vienen haciendo frente los profesores y profesoras –que en algunos casos trabajaron incluso fines de semana– se sumó ayer la toma de posesión de los nuevos docentes, que, por ejemplo, en el caso del Concepción Arenal, son un total de veinte.

También en el Sofía Casanova estaban ayer por la mañana dando los últimos retoques a las aulas y colocando las últimas mamparas. De los ocho profesores que solicitaron, les han concedido cuatro. El centro contará este curso con ocho unidades más, al desdoblar una unidad por grupo en ESO y dos en Bachillerato. “Los horarios del profesorado están muy cargados y esto va a perjudicar, sobre todo, al alumnado con diversidad”. La dirección del isntituto pedirá refuerzos a través de convocatorias como el ARCO y los contratos-programa.
La incorporación del alumnado de ESO, Bachillerato y Formación Profesional a las aulas se hará de forma gradual entre hoy y el viernes.  A todos se les explicarán los nuevos protocolos Covid, información que el IES Catabois  trasladó entre el lunes y ayer a las familias en sendas reuniones.

Comentarios