jueves 23.01.2020

Llega a A Coruña otro remolcador para participar en el reflote del “Blue Star”

Personal de rescate ha accedido a la embarcación por la tirolina para reforzar las puntos de tiro de los buques
El remolcador “Boka Pegasus” está atracado desde ayer por la tarde en el muelle de trasatlánticos de A Coruña | quintana
El remolcador “Boka Pegasus” está atracado desde ayer por la tarde en el muelle de trasatlánticos de A Coruña | quintana

Los remolcadores “Union Princess” y “Boka Pegasus” se encuentran ya en el golfo Ártabro para efectuar las labores de reflote del quimiquero “Blue Star”, que encalló en la costa de Ares en la medianoche del 24 de noviembre. El primero estaba atracado en el puerto exterior de Ferrol y se sitúa desde el mediodía de ayer en las inmediaciones del buque siniestrado. El “Boka Pegasus” atracó en el muelle de trasatlánticos de A Coruña a primera hora de la tarde. En la zona está también el “Vehintiocho”, unido con un cabo a la popa del quimiquero, y que será utilizado como apoyo, y el remolcador “Don Inda”, de Salvamento Marítimo.

Todo este dispositivo forma parte del plan de rescate diseñado por la empresa SMIT Salvage, contratada por el armador del barco, con la colaboración de la empresa local Ardentia Marine y de las autoridades portuarias, Salvamento Marítimo y Ministerio de Fomento. El documento incluye además la participación del “Punta Herminio”, de los prácticos de A Coruña, una zódiac y dos helicópteros (entre ellos el “Helimer 401”) para el transporte de equipo y personal.

Precisamente al “Blue Star” subieron ayer varios equipos de soldadores, pero empleando la tirolina desde tierra, que había servido para transportar material. Se le han hecho modificaciones para permitir el desplazamiento de personas. Su trabajo en el barco se centra en el reforzamiento de los puntos de tiro, ambos en la popa, para que resistan la fuerza de los remolcadores, equivalente a 200 toneladas en cada uno de ellos. Las primeras fases del rescate incluyen también la preparación de los tanques de lastre para su presurización y el sellado de los tanques de carga.

El programa estipula que los intentos de reflotamiento podrán realizarse a partir del martes 10, aunque la fecha idónea sería en torno al sábado 14, coincidiendo con pleamar y con oleaje. Estas condiciones ayudarían al éxito de la misión. Consistirá la maniobra en un arrastre combinado entre la zona de estribor y babor. También se quitará el auga que permanece en los tanques de lastre para aligerar el peso del buque, que ya se ha librado de 110 toneladas de combustible.

La combinación del reflotamiento y del tiro debería permitir desencallar el barco y llevarlo a aguas más profundas, donde inspeccionar los compartimentos y comprobar la estabilidad. Después se trasladaría a un punto de atraque para realizar allí la inspección subacuática y las reparaciones que fuesen necesarias. l

Comentarios