lunes 18.11.2019

Juan Burgoa y Carlos de Aracil reivindican el valor del convento de Santa catalina de Montefaro

Los investigadores ferrolanos de temas históricos Juan José Burgoa y Carlos de Aracil acaban de publicar un  trabajo sobre el convento franciscano de Santa Catalina de Montefaro, del siglo XIV. Lo han hecho en el nuevo número de la revista “Nalgures”, de la Asociación de Estudios Históricos de Galicia que acaba de salir a la calle.

Fotografía de 1897 de Pascual Rey reproducida en el trabajo
Fotografía de 1897 de Pascual Rey reproducida en el trabajo

Los investigadores ferrolanos de temas históricos Juan José Burgoa y Carlos de Aracil acaban de publicar un  trabajo sobre el convento franciscano de Santa Catalina de Montefaro, del siglo XIV. Lo han hecho en el nuevo número de la revista “Nalgures”, de la Asociación de Estudios Históricos de Galicia que acaba de salir a la calle.
Según sus autores, que han querido que el trabajo viese la luz en este año franciscano, se trata de “uno de los monumentos más importantes de Ferrolterra, injustamente olvidado y no demasiado bien tratado”.
El amplio y documentado artículo, de 40 páginas, recoge la propia historia del cenobio fundado por Fernán Pérez de Andrade “O Bo”, en el año 1393. A lo largo de las investigación, Burgoa y Aracil se adentran en el marco geográfico, en la propia biografía de Pérez de Andrade, el desarrollo y funciones del convento, su paulatino proceso de desamortización a partir del año 1835, su uso como cuartel del ejército durante todo el siglo XX, y su recuperación y puesta en valor en la actualidad.

descripción y sugerencias
Además de incluir una amplia bibliografía, el trabajo contiene numerosas ilustraciones, planos, fotografías e imágenes históricas, algunas de ellas de su valioso legado. Así, no falta un análisis de la torre y el retablo barroco, del claustro y su arcada medieval, de la heráldica del edificio, pinturas murales renacentistas o restos artísticos que en la actualidad están depositados en el Museo Arqueológico de A Coruña y que los investigadores ferrolanos abogan por su regreso al lugar de origen. Asimismo, Burgoa y Aracil sostiene la necesidad de poner en marcha un  Plan Director de Rehabilitación y Usos para mantener la conservación e integridad de Santa Catalina. 

Comentarios