domingo 17.11.2019

José Casado Ferreiro. Contramaestre Casado

Retrato de José Casado
Retrato de José Casado

Un personaje notable perteneciente a la Armada española fue José Casado Ferreiro, héroe del combate naval de Santiago de Cuba, conocido como el Contramaestre Casado. Nacido en la villa de Mugardos el 18 de noviembre de 1867, fue hijo del matrimonio formado por José Casado y Teresa Ferreiro e ingresó en la Armada como Marinero Aprendiz en febrero del año 1884, embarcando en la corbeta “Villa de Bilbao” para realizar su período de instrucción.

Una vez obtenida la calificación de Marinero de 2ª clase, en septiembre del año 1885 embarcó en la fragata “Almansa”. En noviembre de ese mismo año ascendió a Cabo de Mar de 2ª clase y en febrero del año 1886 a Cabo de Mar de 1ª clase. A partir de julio de 1885 embarcó en el vapor “Ferrolano” y un año más tarde lo hizo en el crucero “Reina Cristina”. El 9 de septiembre de 1888 fue destinado a Ultramar, embarcando en la goleta “Prosperidad” con base en el Arsenal de La Habana y en noviembre de 1890 pasó a la lancha guardacostas “Caridad”, en la que permaneció hasta abril de 1893. 

Tras ser nombrado para efectuar el correspondiente curso, ascendió a Contramaestre el 8 de agosto del año 1894, siendo destinado al cañonero “Cuba Española” hasta febrero de 1895, fecha en la que embarcó en el crucero “Cristóbal Colón”. A bordo de este buque naufragó el 25 de septiembre de 1895 frente a las costas cubanas de Pinar del Río. José Casado tuvo una acción destacada en este accidente, estando al mando de una de las lanchas de salvamento.

Una vez que el marino español se recuperó del naufragio, volvió a embarcar en La Habana el 22 de noviembre de 1895, esta vez en el cañonero “Lince”, para pasar destinado el 7 de febrero de 1896 al crucero “Infanta María Teresa”, a bordo del cual llevó a cabo diversos viajes por Cuba y Estados Unidos. Cuando se declaró la guerra al país norteamericano, al sufrir la escuadra española su bloqueo en el puerto de Santiago de Cuba, el intento de romperlo trajo consigo el 3 de julio de 1898 el combate naval de Santiago de Cuba, que trajo como una de sus consecuencias la varadura del crucero “Infanta María Teresa”, que tuvo que ser abandonado por su dotación.

Encontrándose José Casado con el resto de la dotación a salvo en la playa de Punta Cabrera, acaeció el hecho por el que conquistó gran renombre y un recuerdo imperecedero, salvando de la muerte en unas circunstancias dramáticas y peligrosas al Cabo de Mar, Ricardo Bellas, que, con profusión de heridas, se asomó pidiendo socorro desde el portalón del abandonado crucero “Infanta María Teresa”. El contramaestre Casado, desde la playa, no dudó en lanzarse al agua y, con grave riesgo de su vida, pudo salvar a su compañero.

Con posterioridad el marino mugardés fue trasladado, junto con otros 500 marinos españoles, como prisionero a  la ciudad norteamericana de Portsmouth, siendo devuelto a España a mediados de septiembre de 1898 en un buque mercante inglés. Tras pasar una licencia por enfermo y un período de excedencia voluntaria, fue ascendido a Tercer Contramaestre, volviendo al servicio activo el 24 de febrero de 1901. 

En el Departamento de Cádiz embarcó en primer lugar en el crucero “Princesa de Asturias” y luego en el cañonero “Nueva España”, del que desembarcó en noviembre de 1903. Fue luego destinado  al Arsenal de Ferrol, embarcando en el acorazado “Pelayo” hasta febrero de 1906, pasando a servicios de tierra hasta su nuevo embarque en Cádiz en el crucero “María de Molina” el 6 de marzo de 1908. Ascendido a Segundo Contramaestre en julio de 1909, participó en una serie de bombardeos y operaciones de guerra en la costa de Marruecos hasta su desembarco el 23 de diciembre de 1909.   

Tras una nueva licencia por enfermo, José Casado embarcó en el crucero “Extremadura” en abril del año 1910. Por su quebrantada salud y las necesidades familiares, se vio obligado a pedir el retiro del servicio, que le fue concedido el 26 de julio de 1911. A lo largo de los veintiséis años de su carrera militar estuvo embarcado en 18 buques de diferentes tipos, navegando por mares de Europa, América y África, estando en posesión de la Cruz Roja del Mérito Naval que le fue concedida el año 1900 por su valerosa actuación en la batalla de Santiago de Cuba. 

Poco tiempo después de serle concedido el retiro empezó a trabajar en las instalaciones de Ferrol de la Sociedad Española de Construcción Naval. Falleció por accidente laboral el 20 de septiembre de 1915; durante la maniobra de entrada en dique del acorazado “España”, se rompió una estacha del buque que alcanzó al marino mugardés, derribándolo en tierra con rotura del cráneo, lo que le produjo la muerte. 

En el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando un monumento con una lápida conmemorativa recuerda su heroica acción en la batalla naval de Santiago de Cuba. Dos buques de la Armada han llevado el nombre de “Contramaestre Casado”, el primero de ellos un buque carbonero adquirido el año 1921 en Inglaterra y el segundo un buque carguero comprado en Suecia el año 1982. También una calle de su villa natal de Mugardos lleva su nombre en su recuerdo.

[email protected]

Comentarios