sábado 16/1/21

La fragata “Cristóbal Colón” parte de Ferrol para reincorporarse a su misión con la agrupación de la OTAN

Durante el descanso navideño, la tripulación guardó cuarentena para estar disponible para zarpar
Imagen de la salida del Arsenal de la F-105, que se dirige hacia el Mediterráneo | emad
Imagen de la salida del Arsenal de la F-105, que se dirige hacia el Mediterráneo | emad

La fragata “Cristóbal Colon” ha zarpado de Ferrol para reincorporarse a la misión que lleva a cabo en el Mediterráneo dentro de las filas de la Agrupación Permanente de la OTAN SNMG-2. La F-105 regresó a su base el 18 de diciembre para una parada navideña en la que se aprovecha para el descanso de la dotación y para el mantenimiento del buque. Sin embargo, no deja de estar integrado en la agrupación internacional, por lo que tiene que estar preparado para salir a la mar si las circunstancias así lo requieren. Por eso, los marineros guardaron cuarentena domiciliaria durante su estancia en tierra, para reducir al máximo la probabilidad de contraer el coronavirus. El protocolo concluyó el jueves con la realización de PCR.

La SNMG-2 es una agrupación permanente de la OTAN en la que se integran fuerzas de distintos países. Desde junio y hasta el próximo 1 de julio estará comandada por España, al mando del contraalmirante Manuel Aguirre, que con su Estado Mayor embarca precisamente en la “Cristóbal Colón”.

Capacidad reactiva
La función del grupo naval es la de dotar a la OTAN de capacidad de reacción operativa inmediata en escenarios navales. La Armada tiene presencia en este tipo de grupos desde hace más de treinta años.

La F-105 aporta a la agrupación permanente su capacidad de defensa y detección aérea, gracias al sistema de combate Aegis y al radar Spy-1D (V). Su dotación está compuesta por 220 hombres y mujeres, entre los que se encuentra un Equipo Operativo de Seguridad (Infantería de Marina)  y un helicóptero SH-60B. Está comandada por el capitán de fragata Juan Bautista Payá Martínez.

La “Cristóbal Colón” se incorporó al SNMG-2 en noviembre, tomando el relevo de la “Álvaro de Bazán”, que se había mantenido en la misión por cinco meses. También el BAC “Patiño” estuvo integrado en esta formación internacional durante dos meses, realizando una veintena de aprovisionamientos en la mar. Durante ese tiempo también participó en ejercicios como el Dynamic Mariner, Dynamic Guard o Mavi Balina. 

Comentarios