lunes 26.08.2019

El Festival del Mundo Celta echa el telón con la mirada puesta ya en 2020

La organización destaca la gran calidad musical y el excelente ambiente que estos días reinó en Ortigueira

El desfile de bandas que cada año tiene lugar el último día de festival animó ayer por la mañana las calles de un pueblo volcado estos días en la música celta | d. alexandre
El desfile de bandas que cada año tiene lugar el último día de festival animó ayer por la mañana las calles de un pueblo volcado estos días en la música celta | d. alexandre

Ortigueira despertará hoy más tranquila. Tras cuatro días de intensa actividad alrededor de la música folk, el pueblo baja revoluciones para volver poco a poco a la normalidad. Miles de personas pasaron por allí entre el jueves y ayer para disfrutar de una nueva edición del Festival Internacional del Mundo Celta, evento que ayer echó el telón con dos citas principales: el tradicional Desfile de Bandas das Nacións Celtas –por la mañana– y los conciertos nocturnos en el escenario principal de Estrella Galicia.

La primera reunió por las calles de la villa a las siguientes agrupaciones: Escola de Gaitas de Ortigueira –fundadora del festival–; Banda de Gaitas Xoldaina de Galicia; Banda de Gaites de Mieres & Prau Llerón de Asturias; Banda de Gaitas Queiroa de Galicia; Bagad Kerlenn Pondi de Bretaña; Banda de Gaitas San Xoán de Calo, de Galicia; Orquestra de Foles (Portugal); Banda de Gaitas de Barbude (Galicia) y Peoples Ford Boghall & Bathgate Caledonia Pipe Band de Escocia.

Entre todas sumaron unas cuatrocientas personas. De ellas, alrededor de 200 pernoctaron durante todos estos días en la propia villa, en el improvisado “hostal” acondicionado por la banda anfitriona en las instalaciones del colegio e instituto local.

Noite de Galicia
Los grupos gallegos ACF O Fiadeiro, Tanxugueiras, Leilía y Andrés Penabad Band, por su parte, protagonizaron la última sesión de un programa que volvió a congregar a miles de personas en la zona de la Alameda.

Entremedias, a lo largo del día hubo espacio también para otras actividades, como el taller de baile irlandés, el concierto del grupo de baile AC Troula do Ortegal, el de la Banda de Gaitas Xoldaina y el del grupo Holiday Club que tuvo lugar en espacio Paralaia Pub.

Este formó parte por primera vez este año de la programación oficial del Mundo Celta. En la cita de ayer, el público asistente tuvo oportunidad de disfrutar de la banda nacida en Edimburgo en 2018 a partir de un grupo de amigos irlandeses y escoceses amantes de viajar y tocar música tradicional.

Éxito
Esta fue, como es habitual, la tónica vivida durante los cuatro días. “Ha sido un éxito total; ha habido muchísima gente, muchas familias, gente joven... Estamos muy contentos”.

El coordinador del festival, Alberto Balboa, valoró como “altamente positiva” una edición marcada por el gran ambiente, la presencia multitudinaria en todos los conciertos y la gran participación en todas las actividades paralelas organizadas en el marco del encuentro. “Ha sido un éxito rotundo”, añadió.

Y así espera que siga siendo en las sucesivas ediciones. Para la del próximo año ya han empezado a trabajar hace unos meses con el objetivo de poder configurar un cartel que siga manteniendo el gran nivel musical de una cita declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional y totalmente gratuita.

Un festival que cada año, durante una semana, transforma completamente el pueblo ortegano, contando con la implicación total de los vecinos y movilizando a un importante número de personas para velar por la seguridad de un encuentro en el que la música folk es la auténtica protagonista.

Comentarios