martes 10.12.2019

La fase de rescate del buque “Blue Star” comenzará la próxima semana

El alcalde de Ares, Julio Iglesias, afirma que el operativo tendrá lugar, si el tiempo lo permite, entre el día 10 y el 15
Las previsiones pasan por remolcar el buque aprovechando las mareas de mediados de mes | daniel alexandre
Las previsiones pasan por remolcar el buque aprovechando las mareas de mediados de mes | daniel alexandre

La segunda fase del operativo de rescate del buque “Blue Star”, encallado en la costa de As Mirandas, Ares, desde la madrugada del pasado 23 de noviembre, tendrá lugar entre los días 10 y 15 del presente mes. Tras el vaciado del combustible y la extracción de los lubricantes de motores y generadores eléctricos, el siguiente paso será la recuperación del buque, programada para la próxima semana si las condiciones meteorológicas lo permiten.

Fue el alcalde de la localidad, Julio Iglesias, quien adelantó este nuevo marco temporal tras finalizar una reunión con representantes de los actores implicados en el operativo ayer en el edificio consistorial de la villa aresana. El regidor apuntó que los técnicos de la holandesa SMIT Salvage y la fenesa Ardentia Marine “siguen realizando trabajos a bordo con la intención de, entre el 10 y 15 de diciembre (...) con las pleamares que coinciden con luna llena, intentar el rescate por mar”.

Las labores contarán, previsiblemente, con la asistencia de Salvamento Marítimo y del Ministerio de Fomento, aunque al no entrañar ya riesgo ecológico se intuye que su presencia será más reducida que en anteriores jornadas.

Así, tal y como anticipó Iglesias en su comparecencia ante los medios, “estamos en una nueva fase, una operación que tiene que autorizar la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, como es el rescate del barco”. El regidor recordó además que “ya no tenemos riesgo de vidas humanas y contaminación”, por lo que adelantó que la intervención municipal será mucho menor dado que “ahora ya es el rescate de un bien privado”.

Contrato LOF

Uno de los últimos detalles que han trascendido de este operativo es que la holandesa SMIT firmó con el armador lo que se conoce como un Contrato LOF –Lloyd’s Open Form, o Formulario Abierto de Lloyd–, un tipo de acuerdo específico para esta clase de operaciones por el que la empresa de rescate se compromete a recuperar el buque en condiciones de navegación. De no hacerlo, la holandesa no cobraría.

Esta clase de contratos data de principios del siglo XX, pero fueron actualizados en la década de los ochenta para contemplar labores de rescate en situaciones de emergencia medioambiental. Así, los nuevos documentos obligan a la empresa encargada de recuperar el barco a hacerlo con la máxima diligencia para evitar vertidos. No obstante, los pobres resultados de este nuevo contrato obligaron a anexar en los mismos el llamado “Scopic Form”.

Comentarios