La falta de personal puede dejar algunos arenales sin servicio de socorrismo

El buen tiempo animó ayer a muchos bañistas a acercarse a las playas ferrolanas | emilio cortizas

El problema generalizado de la escasez de socorristas se ha dejado sentir en el concello de Ferrol, uno de los municipios donde antes comienza la temporada de playas –el próximo sábado–. De las sesenta plazas ofertadas, finalmente solo podrán cubrirse 46 puestos, ya que de los 54 presentados inicialmente hubo ocho que no completaron todas las pruebas y no se presentaron a la última parte del proceso selectivo.


De entre los aptos se seleccionaron ayer en el Concello tanto al coordinador de playas como alos de casetas que empezarán el sábado su labor en las playas ferrolanas.


Al no haberse cumplido las expectativas en cuanto al número de socorristas previsto, hoy mismo, tal y como explicó el edil de seguridad, Germán Costoya, se mantendrá una reunión con el coordinador de Seguridad y de playas para analizar las necesidades de cada arenal. Para esto, se cuenta con el informe de incidencias de años anteriores y se valorará el número de efectivos que cada playa necesita. Que solo haya 46 podría dificultar que todas las casetas tuvieran servicio, ya que, como aseguró el edil, “lo importante es priorizar la seguridad y es mejor atender a una bien que a dos mal”. Aquellos arenales con más incidencias, que son también los más concurridos, tendrán garantizado el socorrismo.


La oferta de 60 plazas estaba prevista para poder atender a un total de nueve playas – Caranza, A Graña, Doniños, Penencia, Ponzos, Santa Comba, San Xurxo, A Fragata y Esmelle–.


De todos modos, a finales de este mes, el Concello prevé sacar una nueva convocatoria para aquellos jóvenes que cuando se convocó inicialmente no habían concluido su formación y ahora pueden estar ya habilitados para las labores de salvamento.


Costoya asegura que el Concello “no puede hacer más e intentaremos contar con todos los posibles hasta cubrir el total de plazas ofertadas”.


El concejal del área reconoce que el problema del socorrismo es “generalizado” en toda Galicia e indica que la Xunta debería “darle una vuelta” para ver cómo poder conseguir que un mayor número de jóvenes accedan a esa capacitación que es costosa para muchos de ellos.


La llegada del buen tiempo atrajo ya a bastantes bañistas a las playas de la zona en la jornada de ayer, aunque todavía no ha comenzado oficialmente la temporada de playas, que se abre el sábado y se prolongará hasta el 25 de septiembre.


Este año ondeará la Bandera Azul en A Fragata-O Pareixal (Covas), Doniños, Esmelle y San Xurxo. En estos y otros arenales, el Concello ultima estos días mejoras tanto en los servicios que se prestan como en la accesibilidad a las playas, muchas de las cuales sufrieron cambios en su fisonomía durante el invierno.

La falta de personal puede dejar algunos arenales sin servicio de socorrismo

Te puede interesar