miércoles 25/11/20

La EPA mantiene a Ferrol como la ciudad con las peores tasas de actividad y ocupación

Solo la urbe naval se desmarca de la recuperación con respecto al segundo trimestre que se produjo en Galicia 
Según el IGE, la población ocupada en el sector de la construcción no varía con respecto al segundo trimestre | j. meis
Según el IGE, la población ocupada en el sector de la construcción no varía con respecto al segundo trimestre | j. meis

Los datos de la Encuesta de la Población Activa –EPA– del tercer trimestre reflejan para el conjunto de Galicia una tímida recuperación en las tasas de actividad y de ocupación y un descenso en la de paro en relación con el periodo de abril a junio, tendencias de las que se desmarca Ferrol, con la pérdida de población activa y ocupada y un aumento del desempleo.

Con estas cifras, la ciudad naval se mantiene, un trimestre más, como la urbe gallega con peores balances en un contexto de mejoría. Así, la tasa de actividad –porcentaje del número total de activos sobre la población de 16 años en adelante– se sitúa en Ferrol en el 43,5%, es decir, muy lejos de las otras seis ciudades, donde oscila entre el 52,5% de A Coruña y el 60,2% de Lugo. Así, apenas 23.500 vecinos de Ferrol son activos, es decir, tienen un empleo o lo buscan. Son 3.600 personas menos que hace un año. En la ciudad más próxima a Ferrol en términos demográficos, Pontevedra, el número de activos está en el entorno de las 40.300 personas. La última EPA devuelve a la ciudad a la situación de los años 2016 y 2017, cuando la tasa de actividad se quedó por debajo del 45%.

La ocupación –personas con empleo sobre el total de la población de 16 años o más– también se desploma, hasta el 35,7%. En la EPA del segundo trimestre estaba en el 37,9%, mientras que en el mismo periodo del año pasado rondaba el 41%. En términos absolutos, la población ocupada cae a 19.300 personas, muy lejos de la de hace un año –22.900– y también por debajo del estudio de primavera –20.900–. 

Por último, el desempleo, en lugar de ir recuperándose con respecto a abril-junio, sigue creciendo y la tasa de paro –porcentaje de personas sin empleo sobre el total de activos– crece hasta convertirse en el peor verano desde el año 2017: el 17,9%.

Las mujeres, peor aún 
Por sexos, las mujeres, dentro de un marco local de destrucción de empleo, siguen siendo las que más sufren el deterioro del mercado laboral. Con respecto al trimestre anterior, el número de mujeres ocupadas cae en más de mil –de 10.700 a 9.600–, más del doble de lo que lo hacen los hombres, que pasan de ser 10.200 a 9.700. En lo que respecta a la población parada –sin empleo pero buscándolo activamente–, la excepción que supuso el periodo en que se produjo el confinamiento –más hombres que mujeres– ha dejado paso a la dinámica habitual, con más mujeres –2.300– que hombres –1.900– afectadas. 

Por actividades, en Galicia remontan mínimamente en relación con el trimestre anterior todos los sectores, con excepción de la industria, una circunstancia que en el caso de Ferrol afecta no solo a esta actividad –300 empleos menos–, sino también al sector primario –un centenar– y servicios, que se deja en tres meses alrededor de 1.200 empleos .Solo la construcción se mantiene igual que en junio.

Comentarios