• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La entidad ferrolana Arraigo recibe el premio solidario Adolfo Suárez

El Concello de Neda celebró ayer la primera edición del Premio da Concordia e a Solidaridade Adolfo Suárez, que recayó en la entidad social ferrolana Arraigo. La convocatoria surge en recuerdo del legado del que fue presidente de la Transición y en reconocimiento al trabajo de las asociaciones.

La entidad ferrolana Arraigo recibe el premio solidario Adolfo Suárez
De izquierda a derecha, Nona Inés Vilariño, Ignacio Cabezón y la presidenta de Arraigo, Carmen Rey               d.a.
De izquierda a derecha, Nona Inés Vilariño, Ignacio Cabezón y la presidenta de Arraigo, Carmen Rey d.a.

El Concello de Neda celebró ayer la primera edición del Premio da Concordia e a Solidaridade Adolfo Suárez, que recayó en la entidad social ferrolana Arraigo. La convocatoria surge en recuerdo del legado del que fue presidente de la Transición y en reconocimiento al trabajo de las asociaciones.

Numerosas personalidades del mundo de la cultura y el movimiento asociativo secundaron el acto, que tuvo lugar en la Casa das Palmeiras y que dejó uno de los asientos vacíos, como solicitó el hijo de Suárez en los actos en los que se le rindiese tributo.

La concejala de Cultura de Neda, Eva Olmo, procedió a la lectura del fallo del jurado en el que se recordó la labor de Arraigo, una entidad que nació en el año 2012 para prestar ayuda a las personas en riesgo de exclusión social. La asociación recibió un cheque por 1.000 euros para continuar con su trabajo.

Además, el homenaje a Adolfo Suárez contó con la presencia de Nona Inés Vilariño, diputada en el Congreso en la legislatura constituyente y que, como apuntó el alcalde de Neda, Ignacio Cabezón, “acompañou, quixo, quere e coñeceu de cerca a Adolfo Suárez”.

Vilariño aseguró que este 10 de abril “convirte ao Concello de Neda nun rincón de referencia para todos os que sexan capaces de pór algo do mellor de si mesmos ao servizo de buscar unha sociedade máis xusta e solidaria” y destacó el trabajo de Arraigo y su proyecto como “aberto e grande porque pon en primeiro lugar á persoa e a defensa da súa dignidade”.

Nona Inés Vilariño defendió asimismo el legado de Adofo Suárez, “que creu no valor do diálogo, do acordo, do respeto ao discrepante, como armas fundamentais para construir o futuro dun país que transitou durante séculos polo carril da intolerancia e a descalificación do adversario”.

En nombre de Arraigo, su secretario David Vivar agradeció el galardón y, junto a la presidenta, Carmen Rey y el resto de la directiva, aseguró que este tipo de reconocimientos les da más fuerza para seguir adelante con su labor diaria.

El regidor local destacó tanto la figura del expresidente “unha persoa integradora e exponente do consenso que se mantuvo firme no seu propósito de lograr unha democracia irreversible” como la de Arraigo “que loita e se deixa a pel por quen menos ten e ofrece un espacio de diálogo e  reunión para que as persoas non caian na desesperación”.

La música interpretada por el dúo de violín y viola Enrique Agrelo y José Antonio Fogueiras animó esta primera edición del premio, que ha cosechado un destacable éxito.