Martes 20.11.2018

La encuesta “Ferrol decide” opta por una plaza de Armas verde y con menos tráfico

Los ferrolanos que han tomado parte en la encuesta “Ferrol decide” para diseñar la plaza de Armas que les gustaría ya se han posicionado a través de la web o los formularios que el Concello  .

Los participantes en el cuestionario quieren un espacio arbolado y más humanizado	j.meis
Los participantes en el cuestionario quieren un espacio arbolado y más humanizado j.meis

Los ferrolanos que han tomado parte en la encuesta “Ferrol decide” para diseñar la plaza de Armas que les gustaría ya se han posicionado a través de la web o los formularios que el Concello puso a disposición a través de las áreas de Participación Cidadá y Urbanismo. Ahora, con esos datos como referencia, será el turno de los profesionales, que deben preparar sus anteproyectos.
Aunque en ningún caso es vinculante, los resultados de la encuesta, en la que tomaron parte 226 personas –inscritas en los procesos de participación ciudadana abiertos por el Concello–,  presentan un tipo de plaza bastante claro: con zonas verdes, espacios diferenciados, que conserve el Palacio Municipal, con menos circulación de vehículos en el entorno y sostenible desde el punto de vista ambiental.
Algunos puntos, sin embargo, son reflejo de la diferencia general de opiniones que se percibe en la ciudad con respecto a algunos aspectos. Así, la conservación o la eliminación del estacionamiento subterráneo de la plaza no muestra un parecer demasiado claro y aunque vence la opción de liberar de uso el espacio bajo la plaza, le sigue a poca distancia la propuesta contraria, la de mantener el aparcamiento. No parece atraer a la gente, sin embargo, ninguna opción comercial o cultural bajo la superficie de Armas.
Los datos del formulario reflejan que el tema de la circulación rodada en el centro de la ciudad continúa sembrando polémica. Los resultados no son determinantes en uno u otro sentido y no hay una mayoría clara de participantes que se muestran favorables a eliminar el aparcamiento en superficie en toda la plaza y en las calles adyacentes –aunque es la opción más elegida– ni de los que optan por reducir el número de plazas de aparcamiento y sustituirlo por zonas peatonales. Tampoco se quedan muy atrás en votos aquellos que prefieren mantenerlo tal y como está actualmente.
Las preguntas que sí consiguieron una respuesta contundente fueron las relacionadas con la necesidad de reformar la plaza y modificar el aspecto actual, así como sus calles colindantes. También ganó la propuesta, por amplia mayoría, de que la actuación no solo afecte a la superficie actual sino que lleve implícitos cambios en todas las calles adyacentes, en todo caso, preferentemente en la Real, Ru-balcava y Tierra.
Tampoco parecen estar los tiempos como para plantearse el derribo del edificio del Concello, ya que apenas se contemplan apoyos a esta idea. Si en ese aspecto no se quiere recuperar la imagen original, tampoco parece que se busque la de la plaza con el obelisco de Churruca, aunque en este punto no existe mucha diferencia entre los partidarios de no trasladarlo de su ubicación actual –Herrera– y los que quieren recuperarlo para Armas. 
Asimismo, una amplia mayoría considera que se debería incorporar la calle Real en el ámbito entre Tierra y Rubalcava al espacio de la plaza. 
Con los resultados de la propuesta “Ferrol decide”, se contaría con una plaza de Armas verde, con zonas diferenciadas y con árboles que den sombra, sin aparcamiento pero con Concello, con uso público para permanencia y ocio, quizás con algún juego infantil o terraza, pero sin que sea una plaza destinada a la instalación de mercadillos.
Los resultados dejan de manifiesto que es una zona frecuentada, pese a la escasa población del barrio de A Magdalena, a la que la gente acude mayoritariamente andando y ocasionalmente en coche y, pese a que apuesta por que sea sostenible ambientalmente, casi nadie hace uso de la bicicleta para desplazarse hasta la plaza de Armas.
Queda ahora por ver cómo influirán estas opiniones en los arquitectos e ingenieros que planteen sus anteproyectos –hasta finales de junio–, ya que el resultado de “Ferrol decide” se entregará con las bases. Será a finales de julio cuando se darían a conocer los cuatro finalistas para que, durante el mes de agosto la ciudadanía vuelva a tener protagonismo,  votando  cúal es el que más le gusta. En septiembre, aproximadamente, se redactaría el proyecto definitivo para que, en noviembre, pudiese salir a licitación la obra por parte del Concello, con un plazo de ejecución de un año.

Comentarios