lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La empresa Locus Avis se encargará en Ferrol del control poblacional de los jabalíes

Jabalíes en las inmediaciones del puerto de Ferrol | archivo

Acostumbrada a realizar censos y a vigilar la proliferación de gaviotas, palomas o estorninos en la ciudad naval, la empresa Locus Avis consolida su actividad de control poblacional de especies que no son propias del centro de la ciudad tras hacerse con el servicio de control de jabalíes.

El Concello ha procedido a la adjudicación a esta empresa, al resultar la más ventajosa económicamente de las tres ofertas presentadas, a través de un contrato menor del área de Medio Ambiente. El importe de la oferta presentada para ejecutar el servicio asciende a 14.783 euros.

No es la primera vez que esta empresa hace frente al control de estos mamíferos, ya que la reciente proliferación en muchas localidades ha hecho que ya haya desempeñado este trabajo en otras comunidades.

El contrato pretende evitar los efectos perjudiciales para la salud y seguridad de las personas así como prevenir daños importantes en las zonas verdes de uso público, que ya se están produciendo. La empresa se regirá por el protocolo con el que, a este respecto, cuenta la Xunta de Galicia, ya que, en realidad, la fauna salvaje no es competencia de los Concellos, si bien, en el caso de Ferrol, asume estas medidas para evitar más perjuicios.



Proceso


El primer paso será la elaboración de un censo aproximado de los animales, señalando las zonas más afectadas en las que será preciso actuar. La labor dispone de un plazo de un mes para su ejecución y deberá valerse de medios como cámaras exteriores, sistemas de vídeo vigilancia, inspecciones visuales de rastros, huellas u otros signos indicativos de su presencia. Una vez que se cuente con ese censo poblacional se planificarán las actuaciones de control que se llevarán a cabo durante un período de seis meses –o hasta que sea necesario con una duración máxima de un año–. Como indicó en su día la edil del área, Ana Lamas, el trabajo se centrará en la colocación de dos jaulas, una para piaras y otra individual, en los sitios claves, aunque se podrían instalar más si los responsables del servicio lo consideran necesario en función de cómo vayan evolucionando las capturas, garantizando en todo momento la seguridad de las personas.

Los animales serán anestesiados por un veterinario y posteriormente serán sacrificados, tal y como obliga el protocolo de la Xunta. Los cadáveres serán precintados y gestionados por una empresa autorizada.
La empresa debe contar con los medios materiales y humanos para el desarrollo de cada uno de los pasos que se incluyen en el contrato. 

La empresa Locus Avis se encargará en Ferrol del control poblacional de los jabalíes

Te puede interesar