martes 17.09.2019

Los empleados de seguridad de Porta Nova amenazan con denunciar al Ayuntamiento

Los empleados de seguridad del centro comercial Porta Nova y el recinto FIMO estudian demandar al ayuntamiento por daños y perjuicios al fallar éste en encontrar una empresa que se haga cargo del servicio en ambos lugares.

Los vigilantes de seguridad protestando por su situación | jorge meis
Los vigilantes de seguridad protestando por su situación | jorge meis

Los empleados de seguridad del centro comercial Porta Nova y el recinto FIMO estudian demandar al ayuntamiento por daños y perjuicios al fallar éste en encontrar una empresa que se haga cargo del servicio en ambos lugares.
Iván Blanco, secretario de organización estatal de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de Unión Sindical Obrera –a la que pertenecen los empleados afectados–, aseguró mediante un comunicado de prensa que “esta situación no va a quedar en el olvido y se deben depurar responsabilidades en el Concello de Ferrol, ya que los trabajadores y trabajadoras de las contratas de esta Administración no pueden pagar los platos rotos de la inoperancia y del desgobierno ferrolano”.
La situación de los trabajadores resulta en estos momentos especialmente crítica, pues se encuentran a pocos meses de que expire el período temporal establecido por la Ley para recuperar sus puestos en caso de entrada de una nueva adjudicataria. Este lapso de tiempo, de un año no prorrogable, se verá cumplido a finales de julio, aniversario del fin de la liquidación de Secur Ibérica, anterior empresa de seguridad.

Cuatro intentos fallidos
El ejecutivo de Jorge Suárez ha intentado hasta en cuatro ocasiones licitar el servicio de vigilancia en Porta Nova y FIMO. Según el propio regidor se debe a que “los costes del contrato no se ajustan a la oferta que ofrece el Concello”. Suárez se comprometió a reevaluar los precios, aunque la condición de que el período temporal pueda variar en caso de encontrar a un contratista mayoritario que quiera unificar el servicio en todas las dependencias municipales hace más complicada la labor. Los trabajadores, mientras tanto, continúan cobrando por debajo de lo que deberían y ya sin esperanzas de recuperar su antiguo empleo. l

Comentarios