miércoles 16.10.2019

Cosme Damián Churruca y Elorza

Aunque fue corta la estancia de Cosme Churruca en Ferrol, su recuerdo en la ciudad fue intenso desde su muerte el año 1805 en la batalla de Trafalgar.

Obelisco dedicado a Churruca en Ferrol
Obelisco dedicado a Churruca en Ferrol

Aunque fue corta la estancia de Cosme Churruca en Ferrol, su recuerdo en la ciudad fue intenso desde su muerte el año 1805 en la batalla de Trafalgar. La erección de un obelisco en su memoria, levantado en principio en la plaza de Armas y hoy en los jardines de San Francisco, así como las exequias celebradas en San Julián en su honra y en la de los numerosos ferrolanos muertos en dicha batalla, forman parte de su recuerdo en Ferrol. 
Cosme Damián Churruca y Elorza, científico, militar y marino, nació el 27 de Septiembre de 1761 en Motrico (Guipúzcoa), hijo de Francisco Churruca y María Teresa Elorza. Tras estudiar humanidades en el Seminario Conciliar de Burgos, ingresó en la Escuela Naval de Ferrol. Ascendió a Guardiamarina en junio de 1776, con quince años de edad, siendo destinado en Octubre de 1778 al navío San Vicente con el empleo de Alférez de Fragata.
En Diciembre de 1781 embarcó en la fragata Santa Bárbara, participando con reconocido valor en el sitio de la plaza de Gibraltar. En 1783 fue destinado a la Academia de Guardiamarinas de Ferrol, alternando sus trabajos científicos, con clases de matemáticas, mecánica y astronomía a los alumnos de la academia, donde permaneció como profesor hasta 1790. 
Ese año 1790 embarcó en una expedición científica para reconocimiento del estrecho de Magallanes, publicando una memoria sobre el viaje en 1795 en Madrid. En noviembre de 1791, siendo Cosme Churruca Capitán de Fragata, se le dio el mando de otra expedición que durante dos años y medio recorrió las costas del golfo de México y las islas  Antillas, formando el atlas marítimo de América septentrional. 
De regreso a España ascendió a capitán de Navío, mandando diversos buques de la Armada, entre ellos el navío Conquistador, basado en Cádiz, con el cual llevó a cabo diversas misiones en cooperación con la Armada francesa. El año 1802 obtuvo una licencia para descansar en su pueblo natal, Motrico, donde fue nombrado a principios del año 1803 Alcalde de la localidad, cargo que había ejercido anteriormente su padre. 
En Noviembre de 1803 Cosme Churruca volvió al servicio activo, siendo nombrado comandante del navío San Juan Nepomuceno, con base en Ferrol. Durante su estancia en la ciudad, el 2 de Abril de 1805, se casó en la desaparecida iglesia de San Fernando con María Dolores Ruiz de Apodaca, hija del Intendente de Marina de Ferrol. Mientras tanto, reanudadas las hostilidades entre Francia y España por una parte e Inglaterra por otra, tuvo lugar el 21 de octubre de 1805 la batalla del cabo Trafalgar. 
Al mando del navío San Juan Nepomuceno, Cosme Churruca se incorporó a la escuadra mandada por Federico Gravina, a su vez a las órdenes del almirante francés Villeneuve mientras que la flota inglesa era mandada por el almirante Nelson. La mayor parte de los buques españoles que participaron en el combate de Trafalgar, un total de nueve sobre quince, salieron de Ferrol, falleciendo más de 1.000 marinos españoles, entre otros los brigadieres Gravina, Alcalá Galiano y Churruca, este último después de perder una pierna al ser alcanzado por una granada de cañón. Casi la mitad de los marinos españoles fallecidos en dicho combate naval eran de Ferrol y la comarca, lo que dejó una fuerte impronta en la ciudad y en la  memoria histórica de los vecinos.
Con ese motivo se levantó en la entonces plaza del Carmen una monumental fuente-obelisco, obra construida el año 1813 bajo la dirección del arquitecto municipal Miguel Ángel de Uría, siendo costeada por el Ayuntamiento ferrolano y la Armada. Como consecuencia de la construcción del nuevo edificio del Ayuntamiento, el monumento fue trasladado a los jardines de San Francisco el año 1951, perdiendo su función de fuente de suministro de agua para los vecinos. 
El elegante obelisco de trece metros de altura total, se inicia con un amplio pedestal cuadrangular al que sigue un fuste de sección decreciente en altura, rematando el conjunto con una simbólica urna cineraria. En el pedestal aparecen sendas lápidas de mármol con una inscripción latina en la que se refiere al brigadier Cosme Churruca como “ilustre honra de Ferrol”. 
Un clérigo ferrolano, Manuel Fernández Varela, Comisario General de Cruzada, fue el autor de la Oración fúnebre pronunciada en Diciembre de 1805 en las exequias celebradas en la iglesia de San Julián en honor de Cosme Churruca y los militares muertos en el combate de Trafalgar. Para el acto fúnebre se instaló en el centro de la iglesia un llamativo cenotafio o monumento funerario de tres cuerpos adornado de varias figuras alegóricas, mostrando cuatro lápidas con los nombres de los fallecidos en el combate. 
Varios escritores trataron el tema del combate naval de Trafalgar, desde el historiador naval Fernández Duro hasta el literato Benito Pérez Galdós. Especial interés para Ferrol tiene la “Historia del Combate Naval de Trafalgar”, obra publicada el año 1851 por el militar y periodista ferrolano, José Ferrer de Couto. En su trabajo, el autor, además de estudiar el estado de la Armada a finales del siglo XVIII, describe la batalla naval de Trafalgar, apoyado en testimonios de primera mano, entre ellos su padre Manuel Vicente Ferrer y su abuelo, ambos participantes en la batalla.

Comentarios