martes 31.03.2020

La cooperativa Val Xestoso vende cerca de mil raciones en la XXI Feira do Grelo

La cita que se desarrolló en Monfero volvió a atraer el interés de vecinos y visitantes
La exposición y venta de grelos se desarrolló durante
toda la mañana bajo la carpa habilitada en el campo de la
fi esta de Canedo
La exposición y venta de grelos se desarrolló durante toda la mañana bajo la carpa habilitada en el campo de la fi esta de Canedo

Más de un millar de personas se pasaron ayer por el campo de la fiesta de Canedo donde la cooperativa de Val Xestoso organizó, en colaboración con el Concello de Monfero, la vigésimo primera edición de la Feira do Grelo. La cita se inauguró pasadas las diez de la mañana con la exposición de maquinaria agrícola dispuesta en el exterior de la carpa para dar luego paso a la muestra y venta de grelos y otros productos de la huerta en el interior.

No está siendo un buen año para el producto estrella de la jornada que, como destacó la gerente de la cooperativa de Val Xestoso, Pacucha Couto, “é máis escaso que outros anos”, una circunstancia que achacó a la falta de mano de obra en el campo así como a la mala meteorología de los pasados meses “que afectaron moito á sementeira da pranta”.

Así las cosas, estas casuísticas no repercutieron en la calidad de los grelos que ayer se mostraron y se degustaron en la cita. Los productores de la cooperativa exhibieron músculo en los ya tradicionales certámenes de cestas y de madas. En el primero de ellos se valoró la creatividad de José Prieto para plasmar en envío postal de grelos a diferentes puntos de España y los pedidos online, lo que le valió el primer premio, seguido de las cestas de Basilia Novo y Javier Vila.

En lo que a la presentación y calidad de las madas se refiere, Jorge Bouza se alzó con el primer premio seguido de Basilia Novo que repitió en este certamen en el segundo puesto, ocupando José Luis Freijomil y Virginia Pérez, el tercer y cuarto puesto, respectivamente.

Pregonero

Uno de los momentos álgidos de la celebración fue la lectura del pregón a cargo del periodista y escritor, Ramón Loureiro, que reivindicó en su intervención “xustiza” para el campo gallego. “En momentos nos que manter en pé unha explotación agraria ou unha explotación gandeira é máis difícil que nunca, eu quero pedir ás administracións públicas que tomen conciencia, dunha vez por todas, máis alá de calquera ideoloxía política, de que o campo non pode subsistir de milagro”. También encumbró el grelo de Xestoso como “obra maestra” y “digno dos mellores restaurantes europeos”.

Su intervención sirvió de preludio a la degustación de grelos –acompañados de lacón, chorizo, oreja y patatas– de la que se sirvieron cerca de mil raciones –sobre 970 según contabilizó la organización–. l

Comentarios