lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Concello remite una circular para aumentar el ahorro en el edificio

El aire acondicionado debe adaptarse para que la temperatura esté como mínimo en 27 grados | emilio cortizas

La climatización del aire a 27 grados de temperatura y el apagado de escaparates y edificios desocupados a partir de las diez de la noche entraron en vigor en Ferrolterra sin grandes problemas. Los veranos habitualmente frescos hacen que no sean tan corrientes como en otras latitudes los espacios con aire acondicionado. En cualquier caso, los edificios, comercios y oficinas afectadas se han atenido a la norma publicada en el BOE que limita las temperaturas, que es además flexible en el caso de determinados lugares –como cocinas, peluquerías, gimnasios, centros sanitarios, de enseñanza o en transportes– o en los que se esté realizando un trabajo en movimiento, en cuyo caso se puede bajar el aire frío hasta los 25 grados. Hasta ahora, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) establecía unos límites de 25 y de 21 grados, que se han endurecido –pasando a 27 y 19– para reducir el gasto energético en el actual contexto europeo, derivado de la invasión rusa de Ucrania.


La instalación de puertas automáticas para evitar que queden permanentemente abiertas en los locales que estén incluidos en el RITE entrará en vigor a partir del 1 de octubre, por lo que en los locales de hostelería todavía no se aplica una norma que puede dificultar las entradas y salidas para atender en las mesas del exterior.


Edificios municipales


El Concello de Ferrol cuenta con aire acondicionado en algunos de los departamentos –no es el caso de Alcaldía, por ejemplo–, que han regulado el termostato para adaptarse a la normativa. Lo mismo ha sucedido en las dependencias municipales en las que existe este tipo de climatización.


Además, se ha enviado una circular a los trabajadores para que intenten ser estrictos con la iluminación y se apaguen todas las luces mientras no sean necesarias para así poder contribuir a un ahorro energético que por ahora está focalizado sobre todo en evitar derroches.


De hecho, los edificios deshabitados –como el caso de los casas consistoriales– deberán apagar su interior a las diez de la noche, como los escaparates. 

El Concello remite una circular para aumentar el ahorro en el edificio

Te puede interesar