El Concello proyecta dedicar 20.000 metros cuadrados a la Cidade do Deporte

Antonio Golpe, Julián Reina y Ángel Mato dieron a conocer el proyecto | concello

La zona que ocupaba la antigua Feria de Muestras podrá convertirse en una Cidade do Deporte de llevarse a cabo el macroproyecto que ayer dio a conocer el alcalde, Ángel Mato, y que opta a los fondos del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos de Entidades Locales –Pirep– y que se plantea como una primera fase de lo que en un futuro sería una “ciudad” todavía mayor, abarcando desde el pabellón y las pistas de atletismo al estadio de A Malata.

 

El proyecto que se expuso ayer se refiere a los pabellones uno, dos, tres y cinco del recinto ferial de Punta Arnela, así como al hall de entrada, y abarcaría también el entorno exterior con zonas ajardinadas y de estancia, dentro del complejo deportivo.

 

La transformación de los pabellones sería total, de modo que implica una renaturalización de los espacios, incluyendo mejoras no solo urbanísticas sino energéticas. Es, como explicó el regidor local, Ángel Mato, un proyecto ambicioso que dotaría a esas edificaciones, que en su día fueron construidas con otros usos –FIMO– y que ahora se destinarían al deporte, de iluminación natural, integradas, además, perfectamente en la zona de la ensenada de A Malata.

 

Este centro neurálgico para el deporte incluye, entre otras actuaciones, la mejora estética de los edificios, la accesibilidad a todos los espacios desde cota cero y con ascensor de acceso en el pabellón número cinco y en el de acceso, mejoras de habitabilidad, dotación de envolvente térmica en cubiertas, carpinterías, etc. de modo que se reduzcan las emisiones en un 75% y el consumo en un 57%. Por eso, todas las instalaciones estarán dotadas de placas solares fotovoltaicas convirtiendo la edificación en bioclimática e incorporando en los espacios comunes de los pabellones vegetación.

 

La innovación tecnológica permitirá también sacar mayor rentabilidad a las prácticas deportivas y se produciría un cambio en los pavimentos, protección contraincendios, digitalización de los controles de acceso, entre otras actuaciones.

 

Distribución

El pabellón de acceso –hall– estaría destinado a usos administrativos y a prácticas deportivas como gimnasia rítmica o esgrima, por ejemplo. El pabellón número uno sería, según el anteproyecto, un espacio con pistas multiusos, el número dos un pabellón también con pistas para deporte urbano y rocódromo, estos estarían unidos por un vestíbulo con vegetación y luz natural. El número tres se dedicaría igualmente a pistas de barrio y el número cinco sería la esencia de lo fue siempre Punta Arnela, un espacio para la competición tanto nacional como incluso internacional. Dispondrá de gradas para 1.500 espectadores, que podrían ser móviles, de modo que se podrían reducir o ampliar según las necesidades y para diferentes disciplinas deportivas.

 

El total de la superficie sobre la que se actuaría abarca casi los 20.000 metros cuadrados, con 11.780 de superficie construida y unos 8.750 destinados a zonas verdes, de acceso o estancia.

 

La inversión prevista es de 6.290.737,79 euros y el plazo de ejecución de la actuación es de 20 meses. Se espera poder contar con la subvención del Pirep, que supondría un 80%, ya que una actuación de tal magnitud, como explicó el alcalde, sería imposible con fondos propios.

 

De no lograrse la subvención, el concejal de Urbanismo, Julián Reina, habló de un “plan B” que pasaría por una actuación menor, con fondos municipales y que supondría la actuación en las naves 1-2 y 3. Antes de final de año se espera tener una respuesta a la convocatoria de ayudas.

El Concello proyecta dedicar 20.000 metros cuadrados a la Cidade do Deporte

Te puede interesar