Domingo 19.05.2019

Los concejales del gobierno de 1979 reclaman mayor unidad y entendimiento

El Concello celebró ayer el 40 aniversario de las primeras corporaciones democráticas

Los seis regidores y el teniente de alcalde del primer gobierno, Fernando Miramontes, presidieron el acto | irene martín
Los seis regidores y el teniente de alcalde del primer gobierno, Fernando Miramontes, presidieron el acto | irene martín

Cuatro décadas después de la constitución del primer gobierno democrático el 3 de abril de 1979, el Concello de Ferrol celebró ayer un acto para conmemorar la efeméride en el que estuvieron presentes los alcaldes vivos que pasaron por el gobierno local hasta la fecha –Manuel Couce Pereiro, Xaime Bello, Juan Juncal, Vicente Irisarri, José Manuel Rey Varela y Jorge Suárez–.

Asimismo, fueron 85 los concejales que asistieron al homenaje, siendo Francisco Bustabad, Manuel Gil, Arturo Otero, José María Fontao y Meca Arcos –una de las primeras mujeres en incorporarse al Concello, tras Elisa Montañés– los que recordaron los difíciles inicios y la unidad que había entre partidos. “Houbo moito entendemento, non tantas liortas coma hoxe”, indicó Bustabad; “como non había cartos nin afán de protagonismo defendíamos os intereses dos veciños”, añadió Fontao; “fue una época bonita y difícil, porque había que asentar la democracia”, aseguró Otero; “lo que me encontré aquí fueron amigos, nos llevábamos muy bien”, señaló Arcos.
La economía fue un capítulo difícil a la hora de poner en marcha de nuevo el engranaje del Concello en 1979, por lo que los ediles de la primera corporación, de la cual Jaime Quintanilla estaba al frente, recordaron entre risas la precariedad existente en aquellos tiempos: la dificultad de conseguir una escalera larga para los Bomberos, la falta de dinero para hacer más nichos en Catabois, el millón y medio de pesetas para el área de Cultura de todo un año; o el escaso parque móvil de la Policía Local, con dos motos estropeadas y un cuatro latas.

Preguntados por los posibles consejos que les pueden dar a aquellos que comenzarán el próximo 27 de mayo en el Concello, Meca Arcos les animó a que “vengan con la ilusión de servir y no ser servidos” y Fontao Pita reclamó que se deje el partidismo a un lado. Arturo Otero, por su parte, insistió en que “non hai que defender siglas nin partidos, senón ir a defender os intereses dos veciños”; Manuel Gil criticó que “das cinco ou seis horas que duran hoxe os plenos, catro son de discusión bizantinas” y Francisco Bustabad reclamó acuerdos, “e os alcaldes son os que teñen que xogar ese papel de unificación”.

Comentarios