• Martes, 23 de Octubre de 2018

La cofradía de Ferrol prevé implantar en las instalaciones de la lonja un punto de venta directa

La nueva calificación del principal banco marisquero de la ría –el de As Pías– como zona B ha concedido al sector extractivo nuevas oportunidades y ha permitido rebajar los tiempos de comercialización de los productos.

La cofradía de Ferrol prevé implantar en las instalaciones de la lonja un punto de venta directa
La cofradía tendrá que adquirir diversa maquinaria de exposición, clasificado y depuración para este proyecto | d.a.
La cofradía tendrá que adquirir diversa maquinaria de exposición, clasificado y depuración para este proyecto | d.a.

La nueva calificación del principal banco marisquero de la ría –el de As Pías– como zona B ha concedido al sector extractivo nuevas oportunidades y ha permitido rebajar los tiempos de comercialización de los productos. Una situación que han querido aprovechar desde la cofradía de pescadores de Ferrol con la puesta en marcha de un centro de expedición para la venta directa.


El proyecto ha sido uno de los seleccionados para recibir las ayudas del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) 2014-2020 gestionados por el Grupo de Acción Local (GALP) Golfo Ártabro Norte. Ahora será la Consellería do Mar la encargada de decidir si subvenciona el 50% de la inversión, que podría ascender a más de 40.000 euros entre los contenedores, los mostradores de venta, los de clasificado o la zona de envasado, entre otros elementos.

Para poner en marcha este centro de expedición la cofradía pretende usar una sala adosada a la lonja, actualmente sin uso tras la renovación de las instalaciones, para lo cual ya cuenta con el beneplácito de la Autoridad Portuaria, que es la propietaria de las instalaciones.
Según explica la presidenta del cabildo, Isabel Maroño, habrá dos zonas, una para depurar el marisco –durante 24 horas– y otra para la venta directa. La novedad respecto a la actividad de la lonja es que estará abierta al público en general, por lo que cualquier vecino de Ferrol podrá adquirir los productos de la manera más fresca posible y sin intermediarios, lo cual beneficiará tanto al bolsillo del consumidor como de los socios del pósito.

Proximidad
“Lo que buscamos es representar al máximo el comercio de proximidad como exponente de un producto de calidad y buscando la cercanía con el cliente. Nadie mejor que nosotros sabe lo que vendemos aquí. Nadie va a poder explicarles mejor que la gente de la cofradía donde se ha capturado y como se ha hecho”, explica Isabel Maroño. “Es un garantía absoluta para el comprador poder adquirir el pescado o el marisco en la propia lonja”, señala.
La presidenta del pósito confía en que también sirva para “dignificar el oficio de mariscador” y poder hacer llegar a la gente en qué consiste su trabajo diario y quitar ese estigma que cree que todavía existe en la profesión.

Esta experiencia de venta de directa ya fue puesta en marcha en 2008 por el pósito de Fene, que empezó a comercializar sus productos bajo el sello Mariscos de Barallobre, al tiempo que expandieron su mercado con la creación de una página web para la venta on-line de los productos. A día de hoy supone un acicate importante para la facturación de esta cofradía. del otro lado de la ría.
Además, al margen de este proyecto, a partir de junio el pósito pretende retomar el sistema de venta directa de uno de los productos más demandados en esta época como es la vieira –ya se hizo otros años con la almeja, por ejemplo–. “Compraremos el equivalente a dos días de producción, alrededor de 5.000 o 6.000 kilos, ya que es uno de los productos estrella”.