lunes 18.11.2019

Catabois premia lo mejor de su Samaín

Catabois, Quilómetro do terror
Catabois, Quilómetro do terror

En nueve años, los que lleva celebrándose en uno de los barrios altos de la ciudad, el Samaín se ha convertido en un evento ineludibles del calendario festivo de Ferrolterra.

Lo que en su momento surgió como síntoma de la vitalidad y el dinamismo de esa zona, la de los márgenes de una de las arterias principales de la urbe, la carretera de Catabois, se convirtió, gracias a la visión de la asociación de Empresarios, Comerciantes e Hosteleiros –ECHO–, en un referente lúdico que el Día de Todos los Santos atrae al barrio a centenares de personas para disfrutar de una tradición, la del Samaín, que ha prendido con fuerza en los últimos tiempos.

Este año, el mal tiempo deslució algo la celebración, pero eso no impidió que se mantuviese la programación y que la gente, tantos los vecinos y vecinas del barrio como los de otros puntos de la ciudad, se animasen a salir a la calle, contra los elementos, para recorrer “O Quilómetro do Terror”, mil metros en los que el vial se ambienta para favorecer el encuentro del mundo de los vivos y el de los muertos.

Este año, como viene siendo habitual, la organización de esta cita volvió a repartir distinciones que de algún modo premian la implicación en este acontecimiento. Así, el jurado decidió conceder los siguientes reconocimientos: el cartel ganador fue obra de Bruno; en carrozas, fueron distinguidas “A Volta do Terror”, “Catafantasmas” y “Circo Catamaléficos”. El Club de los Adams se llevó el premio a la mejor comparsa, mientras que en disfraz infantil ganó “Payaso” y en adulto, “Bitelchus”. En calabazas, Ainhoa ganó en originalidad y Cerebrito Musculoso en la categoría de horrorosa. El jurado premió también la ambientación del portal 363-365 y el Mesón Alberimar en hostelería y la tienda de pinturas Arturo Domínguez, en comercio.

Comentarios