domingo 17.11.2019

Cáritas propone un intenso programa para la campaña de personas sin techo

Desde hoy y hasta el próximo 27 de octubre se celebran diversas acciones para hacer visible al colectivo
Desde Cáritas piden mayor sensibilización social sobre este problema | archivo
Desde Cáritas piden mayor sensibilización social sobre este problema | archivo

Este año se cumplen 27 años desde que la entidad social Cáritas Diocesana Mondoñedo-Ferrol comenzó la celebración de la campaña anual “Personas sin hogar”, siempre con el objetivo último de que “toda persona viva con dignidad en un hogar propio, en paz y de una forma permanente”, afirman. Asimismo, desde el colectivo añaden que tres décadas después siguen apostando por la “centralidad de las personas que están sin hogar”.

Explican desde Cáritas que este año se inicia además un nuevo trienio (2019-2021) de la campaña “Y tú, ¿qué dices? Di basta. Nadie sin hogar”, que ya se incorporó en la campaña anterior y piden de nuevo que quienes se sumaron en años anteriores vuelvan a colaborar con esta acción.

Por otra parte, el cartel de la campaña de este año reza: “Ponle cara”, siendo imprescindible saber que hablamos de situaciones que viven personas concretas, con rostro, nombre y apellidos. En este sentido, una mujer que vive en la calle es la protagonista de carteles y campañas publicitarias para llamar la atención de la sociedad, conocer la historia de Sara, de 41 años, y cómo no es tan extraño que una persona pueda acabar de la noche a la mañana en la calle.

“Hay que mirar al `sinhogarismo´ de frente y visibilizarlo, poniéndole cara a estas personas”, explican desde Cáritas Mondoñedo-Ferrol.

Para este nuevo trienio la acción de Cáritas se centrará en que es posible conseguir que nadie viva sin un hogar, haciendo hincapié en esta edición en la labor de prevención, muy necesaria para evitar que las personas lleguen a situaciones tan extremas como verse viviendo en la calle y durmiendo sobre un cartón.

Dentro de este marco de referencia se formulan cuatro propuestas dirigidas, en primer lugar, a la ciudadanía, y la necesidad de liberarse de prejuicios y miedos, aproximándose a la realidad de las personas sin hogar; a entidades sociales, para que impulsen espacios de comunicación y trabajo en red; a los medios de comunicación, para que lideren una información sensible y no estereotipada, y a las administraciones públicas, para articular, sin demoras, unas políticas públicas de prevención del “sinhogarismo” reales, promoviendo la creación de un parque de vivienda pública y de alquileres sociales.

Comentarios