miércoles 21.08.2019

Bieito Cupeiro Vázquez

Retrato de Bieito Cupeiro
Retrato de Bieito Cupeiro

Fueron muchas las personas de Ferrolterra que emigraron a Argentina, muy especialmente a partir del siglo XX, aunque esta emigración realmente ya se manifestó con cierta intensidad a partir del siglo XVIII. Estos viajes al otro lado del Atlántico se tuvieron que llevar a cabo bien por razones de trabajo o bien por motivaciones de índole política, un traslado que asimismo se vieron obligados a realizar muchos otros ciudadanos de diferentes lugares de Galicia

Esta presencia de los ferrolanos en Argentina ha sido estudiada de modo específico por el historiador Guillermo Llorca en su documentada publicación “Ferrolanos en la Argentina”, una obra en la que hace un recorrido por los personajes que por diferentes razones se trasladaron a la república suramericana, desde Antonio Soto a Juan Carlos Alonso o desde Miguel Revestido a Joaquín Jofre. A esta larga lista hay que añadir el nombre de Bieito Cupeiro Vázquez.


El maestro y escritor nacionalista Bieito Cupeiro Vázquez, nació en Barallobre, parroquia del ayuntamiento de Fene, el 14 de febrero de 1914, cursando los estudios primarios y secundarios en su localidad natal, donde vivió hasta los 22 años. De pequeño contrajo la enfermedad de la polimielitis, que le afectó seriamente aunque luego consiguió su plena recuperación gracias a una intensa rehabilitación. Estudió la carrera de maestro, ejerciéndola durante varios años en una escuela de su parroquia.


En junio del año 1936 embarcó en el puerto de A Coruña con destino a la ciudad balnearia del Mar del Plata de la República Argentina, donde existía una abundante colonia gallega dedicada a la hostelería. En dicha localidad se encontraban su padre y un hermano trabajando desde hacía varios años, teniendo Bieito Cupeiro que ejercer a su llegada diversos trabajos, incluido el de viajante de ropa. El año 1941 se trasladó a Buenos Aires, donde en aquella época residían más de 400.000 gallegos en su zona de influencia, desarrollándose una intensa vida cultural y una fuerte dinamización de los centros y entidades gallegas, unas actividades en las que pronto se integró Bieito Cupeiro.


En Buenos Aires Bieito Cupeiro tuvo relación con Blanco Amor, Emilio Pita, Luis Seoane y otros personajes galleguistas, ingresando el año 1945 en la Federación de Sociedades Gallegas, donde desarrolló una intensa actividad, formando parte del Ateneo Curros Enríquez e integrándose en la Comisión de Cultura que editaba el periódico “Galicia”. El año 1947 el escritor de Fene conoció a Alfonso R. Castelao, pasando a formar parte del grupo de Irmandade Galega fundada por aquel como instrumento unitario de los gallegos nacionalistas.


En su línea de apoyo del nacionalismo gallego, una de las primeras tareas de Bieito Cupeiro fue la fundación el año 1953, junto con Neira Vilas y Manuel Pedreira, de las Mocedades Galleguistas, entidad de la que posteriormente fue nombrado asesor. Sin dejar su labor en el campo de la enseñanza, de forma sucesiva fue presidente de la Irmandade Galeguista de Buenos Aires, secretario del Centro Coruñés y responsable de Cultura del Centro Galego de la capital. Fue asimismo fundador del Instituto Argentino de Cultura Gallega. El año 1961 fue nombrado miembro del Consello de Galicia, entidad de la que llegó a ocupar la Secretaría General.


Además de impartir durante su larga estancia en Argentina numerosas conferencias desde principios de los años 1960, a partir del año 1979 y durante varios años posteriores Benito Cupeiro fue encargado por el Instituto de Cultura Galega de impartir una serie de cursos semanales en los que se dedicó a dar clases de Historia, Geografía, Arte y Literatura Gallega, con una numerosa presencia de público.


En lo que se refiere a su trabajo en los medios de comunicación, además de sus constantes intervenciones en las emisoras locales de radio junto con Rodolfo Prada y Segundo Pampillón, Cupeiro Vázquez fue colaborador y luego director del periódico “A Nosa Terra”, diario en el que se daban a conocer las ideas de Irmandade Galeguista, y posteriormente fue nombrado director de la revista “Orzán”, órgano oficial del Centro Coruñés, ambas publicaciones editadas en Buenos Aires, así como fue colaborador de la revista cultural “Vieiros”, editada en México.


En el campo de la literatura, Bieito Cupeiro dejó publicadas dos obras: “Xornes”, editada el año 1987, serie de relatos recordando su mocedad en su localidad natal, y “A Galiza de alén mar”, publicada el año 1989, donde informa de manera crítica sobre los problemas más importantes sufridos por la emigración, al tiempo que describe la historia del galleguismo en Argentina. Ambas obras fueron publicadas por Isaac Díaz Pardo en su editorial coruñesa de O Castro.


Sin haber llevado a cabo su regreso a España desde que el año 1936 dejó su Barallobre natal y se trasladó a Argentina, Bieito Cupeiro Vázquez falleció en Buenos Aires en junio de 1993. El ayuntamiento de Fene le nombró Hijo Predilecto, consagrando con su nombre un atractivo parque dentro del paseo marítimo que une Barallobre con Maniños. Inaugurado por Rivera Arnoso, alcalde de Fene, el año 1999, quedó para la posteridad el recuerdo de Bieito Cupeiro en el lugar que le vio nacer.
En el cuaderno del Ateneo Ferrolán “Xentes de Ferrolterra”, publicado el año 1994, Xavier Alcalá y Susana Calvo presentaron unas breves semblanzas del maestro y escritor natural de Barallobre. El año 2014 el escritor y político vigués Lois Pérez Leira escribió una ajustada biografía de Bieto Cupeiro Vázquez.

[email protected]

Comentarios