martes 10.12.2019

Las Bibliotecas escolares, base para una enseñanza diferenciadora

Las bibliotecas en los colegios constituyen la mejor herramienta para complementar programas educativos y desarrollar otros
Las Bibliotecas escolares, base para una enseñanza diferenciadora

Las bibliotecas escolares juegan un papel muy destacado en el ámbito de la educación actual. Su protagonismo se ha incrementado de forma significativa en los últimos tiempos y constituyen una herramienta fundamental en el sistema formativo actual.

Según las premisas sobre bibliotecas escolares recogidas en el documento “The School Library in Teaching and Learning for All” (Las bibliotecas escolares en la enseñanza y aprendizaje para todos), publicadas en el año 2000 por la Unesco y que son una referencia para bibliotecarios de todo el mundo, se conmina a los gobiernos, a través de sus ministerios de Educación, a desarrollar “estrategias, políticas y planes que permitan implementar los principios de este manifiesto”. 

De este modo, la misión de la biblioteca escolar debe pasar por convertirse en la herramienta que proporcione “información e ideas que son fundamentales para funcionar con éxito en nuestra sociedad de hoy en día, que se basa cada vez más en la información y el conocimiento”. Y es que, según la Unesco, la biblioteca escolar “ayuda a los alumnos a desarrollar destrezas de aprendizaje para toda la vida”.

Planes de apoyo de la Xunta 
La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Educación y por medio del (Plambe) Plan de Mellora de Bibliotecas Escolares (para centros públicos no universitarios), que está activo desde 2005, cuando se inició su primera anualidad, convoca regularmente una serie de ayudas que permiten a estos centros de lectura adheridos al programa adquirir nuevos fondos bibliográficos o mejorar sus instalaciones.

Desde las convocatorias 2005 a 2010 y 2014 a 2017 se han sumado a este programa las bibliotecas escolares de los siguientes colegios de la comarca: CEIP Eladia Mariño, de Cabanas; el CEIP Manuel Fraga Iribarne, de Cariño; el CEIP Nicolás del Río y el IES Punta Candieira, ambos de Cedeira; los centros feneses  CEIP O Ramo, CEIP Os Casais, CPI A Xunqueira e IES de Fene, todos ellos en esta localidad; CEIP San Ramón, de Moeche; CPI Virxe de Cela, de Monfero; CEIP Santiago Apóstol, de Mugardos; CEIP Unión Mugardesa; Los institutos naroneses As Telleiras y Terra de Trasancos; el IES Fernando Esquío, de Neda; CEIP Couceiro Freijomil y CEIP de Andrade, en Pontedeume; CEIP A Magdalena e IES Moncho Valcarce, As Pontes; CPI San Sadurniño y CEIP O Marbán, de As Somozas

Por su parte, los centros de Ferrol que incorporaron a la campaña en esa primera fase fueron el  CEE Terra de Ferrol; el CEIP Almirante Juan de Lángara; CEIP de Esteiro; el CEIP Pazos; CEIP Ponzos; CEIP Isaac Peral; CEIP Manuel Masdías; CEIP Recimil; CIFP Ferrolterra; EOI de Ferrol; IES Concepción Arenal e IES de Catabois.

En la convocatoria 2011-2013 se sumaron al programa el CEIP As Mirandas, de Ares; CEIP Mosteiro de Caaveiro, de A Capela; IES Cabo Ortegal, de Cariño; CEIP A Barqueira, de Cerdido; la escuela de música profesional Xan Viaño y los institutos Saturnino Montojo y Sofía Casanova, de Ferrol; el IES de Mugardos; CEIP A Solaina y CEIP Vixe do Mar, de Narón; CEIP Maciñeira, de Neda; CEIP José María Lage, de Ortigueira; CEIP Santa María, de As Pontes y CPI Atios, de Valdoviño.

En la convocatoria de 2018 se adhirieron además el CEIP A Fraga, de As Pontes, mientras que en la anualidad 2019/20 lo hicieron también el CEIP Centieiras, de Fene y el San Xoán de Filgueiras, de Ferrol. En total son 32 colegios en la primera fase; 14 en la segunda, uno en la tercera y dos más en la actual curso. Las cuantías que se han destinado a los diferentes espacios de lectura de centros escolares de la comarca para este curso oscilan entre los 1.050 y los 4.760 euros.

Comentarios