lunes 18.11.2019

Sánchez vuelve a rechazar la llamada de Torra y le exige desmarcarse de la violencia

Calvo asegura que al Gobierno no le temblará “la mano” para tomar “decisiones firmes”

El president de la Generalitat, Quim Torra, saluda a una agente de los Mossos d’Esquadra a su llegada al Parlament para la celebración de una sesión plenaria tres días después de conocerse la sentencia del 'procés', en Barcelona (Cataluña, España), a 17 de octubre de 2019.
NEWS - POLITICAL - PARLIAMENT OF CATALONIA

BARCELONA, SPAIN, PARLAMENT OF CATALONIA. Quim Torra president of Catalonia enter to the parliament of Catalonia in Barcelona, Spain, on October 17, 2019.
Marc Gonzalez Aloma / AFP7 / Europa Press
17/10/2019
El president de la Generalitat, Quim Torra, saluda a una agente de los Mossos d’Esquadra a su llegada al Parlament para la celebración de una sesión plenaria tres días después de conocerse la sentencia del 'procés', en Barcelona (Cataluña, España), a 17 de octubre de 2019. NEWS - POLITICAL - PARLIAMENT OF CATALONIA BARCELONA, SPAIN, PARLAMENT OF CATALONIA. Quim Torra president of Catalonia enter to the parliament of Catalonia in Barcelona, Spain, on October 17, 2019. Marc Gonzalez Aloma / AFP7 / Europa Press 17/10/2019

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, llamó ayer de nuevo al jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pero no pudo hablar con él porque desde Moncloa le aseguraron que estaba reunido. Tras no conseguir hablar con Sánchez este pasado sábado y haberle enviado una carta, Torra, según indicaron a Efe fuentes de la Generalitat, llamó ayer a Moncloa para intentarlo de nuevo.

Según las mismas fuentes, en Moncloa le respondieron que el presidente del Gobierno estaba reunido y que no se podía poner, pero que tratarían de realizar el contacto más adelante. Se repetía así la misma secuencia de este pasado sábado, cuando Sánchez y Torra no llegaron a hablar por teléfono pero Moncloa hizo saber, a través de la prensa, que no se produciría esa conversación hasta que el presidente catalán no condenase “rotundamente” la violencia.

De hecho, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que el Gobierno ha sido “contundente” con el presidente de la Generalitat, quien “tiene una deuda con el conjunto de los catalanes: tiene que hablar con los catalanes de convivencia”. Además, reiteró que es “imprescindible” que Torra y su Gobierno condenen de forma “firme, rotunda, sin matices ni medias tintas la ola de violencia”. “Nadie entiende que no lo hayan hecho todavía”, lamentó el titular de Interior, antes de apelar a la unidad de todas las fuerzas políticas para que el Govern se desmarque de la violencia.

Con todo, y mientras llega el mensaje de censura de la violencia que le exige el Gobierno, Torra deseó ayer la pronta recuperación de todas las personas heridas en los altercados de Cataluña, especialmente los más graves, una joven y un policía gallego. Además, se trasladó al hospital Sant Pau de Barcelona para conocer el estado de los heridos y reunirse con el equipo médico.

Mientras, y tras la negativa del Gobierno a hablar con Torra, la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borrás, afirmó Pedro Sánchez, “continúa sin entender nada” y aseguró que ni quiere ni sabe ni puede dialogar con el presidente de la Generalitat. A su juicio, la petición de Sánchez a Torra de que condene la violencia es “poner excusas y paliativos” a hablar con el presidente de la Generalitat, que siempre ha condenado la violencia, dijo. Aseguró que, del mismo modo que Sánchez es presidente en funciones, “después de la sentencia España es una democracia en funciones, por no decir que es una democracia en defunción”.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, advirtió de que al Ejecutivo no le va a “temblar la mano” para tomar “decisiones firmes” respecto a Cataluña “ni tampoco para dialogar” y buscar “una salida política”. “La misma mano que tomará decisiones firmes es la misma que se tenderá para buscar una salida política”, dijo.

Comentarios